Ernst Prost in seinem Schloss Leipheim. Prost ist Geschäftsführer von Liqui Moly. Das Schloss hat er 2005 für rund 300000 Euro gekauft und dann saniert.

LIQUI MOLY registra el mes más fuerte de su historia

Hace un año, cuando la pandemia de la COVID-19 se cebaba con la economía y crecía la incertidumbre, LIQUI MOLY decidió pisar el acelerador. La empresa duplicó rápidamente sus inversión en marketing para contrarrestar la caída de la demanda. «De esta forma propiciamos un poco nuestra coyuntura actual», resume Ernst Prost. Esto tuvo un éxito aun mayor porque en esa época gran parte de la competencia decidió reducir presupuestos y servicios. «Así logramos situarnos en una posición de ideal para cuando la economía global empezara a recuperarse», en palabras de Ernst Prost.

La facturación en los tres primeros meses se sitúa, con 168 millones de euros, en el mismo nivel que el año anterior. Porque el primer trimestre de 2020 fue especialmente positivo, antes de que la pandemia también afectara la facturación de LIQUI MOLY. Los beneficios, de 2,8 millones de euros, son tan altos como los del mismo trimestre del año anterior. «Nuestro vigoroso comienzo en este primer trimestre, puede conseguir que 2021 sea el año de mayor éxito para LIQUI MOLY, a pesar de todas las dificultades que la pandemia pueda traer», afirma convencido Ernst Prost. «Tener éxito no solo significa aumentar el volumen de ventas, sino también crear más puestos de trabajo seguros. ¡Durante la pandemia hemos contratado a más de 100 personas, garantía de trabajo incluida!»