Guía rápida para el cambio de rodamientos

– Ichiban, fabricante de piezas de precisión para motos y vehículos livianos, comerciales y pesados, comparte información sobre el mantenimiento de los rodamientos.

Se trata de los indicios a los que hay que poner atención pues en muchos casos se puede comprometer la seguridad vial o, al menos, la integridad mecánica del vehículo.

Si bien en el vehículo puede haber hasta 10 tipos de rodamientos, en esta ocasión Ichiban Bearings se refiere a tres en particular: los de rueda, los de embrague y los del sistema de repartición.

Los rodamientos de rueda son quizás los de más fácil diagnóstico porque cuando fallan emiten un zumbido característico. Para conocer en cuál rueda están fallando conviene elevar el vehículo y desde adentro solicitar que algún mecánico gire a mano, una a una las ruedas, para así detectar con mayor precisión la fuente del ruido. Bajo condiciones de uso adecuado, los rodamientos de rueda para autos están diseñados para durar aproximadamente entre 70.000 a 80.000 kilómetros.

En cuanto al rodamiento del embrague (o balinera), es conocido que su función es la de servir de medio de presión sobre el diafragma de la prensa para acoplar y desacoplar el motor de la transmisión. Cuando falla, la balinera emite ruido en los momentos en que se mantiene oprimido el pedal del embrague, es decir, ha llegado el momento de cambiarla (y muy seguramente junto con las otras partes de este sistema).

Por último, el sistema de repartición del motor (o kit de tiempo) cuenta con al menos un rodamiento tensor que, como su nombre lo indica, se mantiene en contacto con la correa de repartición para evitar latigazos y vibraciones. Los fabricantes de estos mecanismos recomiendan cambiar el juego de piezas completo (correa, rodamientos y patines) cuando se indique, o en caso de que comience a zumbar el rodamiento.

Importadora Cali distribuye en el país rodamientos Ichiban desde hace 18 años. La fábrica que produce los rodamientos Ichiban cuenta con un acervo técnico en la producción de elementos de fricción y ostenta la certificación IATF 16949:2016, norma internacional de sistemas de gestión de calidad específica para la industria automovilística, basada en la norma de SGC ISO 9001, la cual garantiza estándares de equipo original.

En el proceso de producción, Ichiban realiza inspecciones detalladas, pieza por pieza, de todas sus características técnicas por medio de pruebas de rugosidad, redondez, ruido, temperatura y durabilidad para garantizar óptimo desempeño.

Rodamientos Ichiban ofrece aplicaciones para autos, motos y vehículos comerciales, con cubrimiento en parque estadounidense, asiático y europeo. Sus aplicaciones van desde rodamientos para rueda, rodamientos para embrague, rodamientos para motor, rodamientos serie 6000 (para diferentes partes del vehículo), bocines de rueda hasta crucetas de cardán y están disponibles en las zonas repuesteras de las principales ciudades del país, así como en los almacenes Autofix y Motofix.