Siguen los buenos resultados para LIQUI MOLY

El fuerte crecimiento de las ventas de LIQUI MOLY continuó en abril. Con 60 millones de euros, el volumen de ventas se situó un 60 por ciento por encima del mismo mes del año anterior, que ya reflejaba la caída de la demanda debido a la pandemia. Pero incluso en comparación con abril de 2019, el incremento ha sido de un 26%. «Hemos comenzado este año con gran ímpetu y lo vamos a mantener», asegura el director gerente, Ernst Prost.

Marzo fue, con un volumen de ventas de 65 millones de euros, el mes de mayor éxito en la historia de la empresa. «Esto no pudimos superarlo en abril, pero también supone un logro impresionante de todo el equipo“, en palabras de Ernst Prost. Tradicionalmente, el crecimiento ha sido más fuerte en el extranjero que en Alemania, donde LIQUI MOLY ya tiene una cuota de mercado considerable y, por lo tanto, es difícil que aumente.

Si echamos un vistazo a los primeros cuatro meses de este año, LIQUI MOLY creció sobre todo en aquellas regiones estratégicas donde opera a través de sus propias filiales: En Italia, Australia y Sudáfrica, la cifra de ventas se ha duplicado en comparación con el mismo periodo del año anterior, e incluso en EE. UU. y Canadá, el mayor mercado de ventas después de Alemania, ha aumentado en más del 40 por ciento.

El crecimiento es resultado de la estrategia de inversión anticíclica realizada durante los últimos doce meses. «Además, parece que algunos competidores todavía están sumidos en la hibernación», explica Ernst Prost. Pero el éxito también tiene una cruz: «Debemos esforzarnos muchísimo para conseguir suficientes materias primas. Y luego, sufrimos lo indecible buscando contenedores para el envío, para que nuestros clientes reciban sus aceites y aditivos», en palabras de Ernst Prost. «Esta es una lucha diaria, pero también acabaremos lográndolo».

Por supuesto que LIQUI MOLY también se resiente de las restricciones presentes en muchos países a causa de la pandemia. Sin embargo, gracias a su diversificación internacional, la empresa puede compensar los negocios que flaquean en un país con el aumento de los negocios en otros países. «En general, constatamos que la actividad económica va ganando impulso en todo el mundo», en palabras de Ernst Prost. «Confiamos en volver a la normalidad a lo largo de este año».