Motores del Volvo XC60 y XC90 ganan más autonomía eléctrica

Comprometidos a convertirse en 100% eléctricos hasta 2030, Volvo Cars innova en sus modelos híbridos XC60 y XC90; íconos entre los SUV premium y principales líderes de ventas de la marca sueca, para aumentar su autonomía en modo eléctrico, proporcionando a las personas una experiencia real con un modelo 100% eléctrico todos los días.

“Cambiar al 100% eléctrico es un desafío y sabemos que conducir un modelo híbrido puede ser un trampolín para convertirse en completamente eléctrico y por eso, los nuevos modelos cuentan con un potente y económico motor de gasolina y uno eléctrico excepcional que aportan una mayor practicidad y facilidad de manejo, con el propósito de que las personas usen el motor eléctrico la mayor parte del tiempo”, comenta Luis Rezende, head de Volvo Cars Latam Hub

El cambio se refleja en la autonomía y la potencia, donde el motor eléctrico en el XC60 y XC90, ganaron más de 65% de potencia, superando los 145 hp y los 309 Nm y el aumento en la capacidad de la batería en un 62% para tener ahora 18.8 kWh, lo que se refleja directamente en la autonomía de los vehículos que ahora tienen 81 km en el XC60 (+80%) y 78 km en el XC90 (+75%).

Los motores juntos ganan un 14% más de potencia, pasando de 407hp a 462hp y 709 Nm. Con más personas manejando en el modo 100% eléctrico, Volvo Cars estima una reducción del 50% en las emisiones de CO2 en la atmósfera, gracias a las nuevas tecnologías de construcción de baterías que ahora cuentan con tres capas de celdas, dando como resultado una mayor capacidad de almacenamiento, pero ocupando el mismo espacio físico.