Los primeros clientes reciben el Ferrari Testa Rossa J de The Little Car Company

The Little Car Company, fabricante de la edición limitada del Ferrari Testa Rossa J, se complace en anunciar que las entregas a clientes de todo el mundo están en marcha.

Diseñado y construido en colaboración con la famosa marca italiana, el Ferrari Testa Rossa J es una réplica eléctrica a escala del 75% de su famoso homónimo que ganó las 24 horas de Le Mans en 1958. Desarrollado y fabricado a mano a partir de los dibujos originales, suministrados por el Departamento de Clásicos de Ferrari, el Testa Rossa J está limitado a sólo 299 vehículos.

Los primeros propietarios han comenzado a ponerse al volante con dos ejemplares recibidos por el Sr. Grouwels, un coleccionista de los Países Bajos. Como todos los coches diseñados y construidos por The Little Car Company, los Ferrari Testa Rossa J del Sr. Grouwels son totalmente personalizados. Uno de ellos presenta una carrocería de aluminio sin pintar, una especificación despojada que expone y acentúa la carrocería cuidadosamente construida, presentando el coche en toda su gloria aerodinámica.

El segundo Testa Rossa J del Sr. Grouwels adopta una forma estética muy diferente. Visualmente llamativo, ha sido pintado en un impresionante Rosso Mugello, que se combina maravillosamente con las elegantes rayas Giallo Modena. El interior, hecho a mano, está fabricado con un cuero cioccolato frau, que proporciona un confort sublime tanto al conductor como al pasajero. Incluso sus llantas Borrani, elegidas específicamente por el Sr. Grouwels, se remontan al original y han sido redimensionadas para esta reimaginación.

El Sr. Grouwels habló de las nuevas incorporaciones a su ya impresionante colección: “Los coches se han conducido de forma excelente y han sido grandes adiciones a mi colección. Estas libreas me llamaron la atención de inmediato, y ambas tienen un aspecto excepcional. Poseer un modelo único con licencia de Ferrari como éste era una necesidad absoluta para mi colección”.

Ben Hedley, director general de The Little Car Company, dijo: “El comienzo de las entregas del Ferrari Testa Rossa J es un gran hito para The Little Car Company, y nos complace ver que los clientes, como el Sr. Grouwels, los disfrutan inmediatamente tal y como estaban previstos.

“Para nuestros clientes, nuestro objetivo es hacer que el proceso de especificación sea lo más emocionante posible, dándoles la libertad de explorar las opciones a su alcance. Como en todo lo que hacemos en The Little Car Company, nos enorgullecemos de la atención al detalle y nos ponemos en contacto con los clientes para ofrecerles una experiencia personalizada que dé como resultado la creación de un coche que sea realmente único para ellos.”

Como modelo oficial de Ferrari, el Ferrari Testa Rossa J está construido para cumplir con los más altos estándares de automoción. El equipo de ingenieros de la Little Car Company se ha inspirado en la artesanía del original, utilizando la misma carrocería de aluminio batido a mano y las mismas técnicas de batido manual.

El Testa Rossa J incorpora muchas características del original, incluida la misma geometría de la dirección y la suspensión para darle un manejo realmente auténtico. El interior también muestra una atención sublime a los detalles, con la eliminación del túnel de transmisión para dejar espacio a los asientos para el conductor y el pasajero.

Al igual que el original, el volante ha sido suministrado por Nardi, que cuenta con el sistema de liberación rápida del volante más pequeño del mundo, desarrollado para facilitar la entrada y la salida. De la misma manera, los diales clásicos han sido reutilizados para su nuevo papel en un coche eléctrico, con una adición notable: un indicador de potencia que muestra el nivel de frenado regenerativo que se está desplegando.

Inspirándose en el Ferrari 812 Superfast, se ha añadido un Manettino de bonito diseño. Este interruptor permite al conductor alternar entre los cuatro modos de conducción, que han sido cuidadosamente desarrollados para que la experiencia de conducción sea lo más segura posible:

Modo Novato: 1kW / 24km/h
Modo Confort: 4kW / 40km/h
Modo Sport: 10kW / 80km/h
Modo Carrera: 12kW / 80km/h

Las tres baterías que alimentan el motor eléctrico están situadas en la parte delantera del coche y proporcionan aproximadamente 90 km de autonomía, dependiendo de las condiciones y el estilo de conducción. El acceso a las baterías se encuentra bajo el capó delantero, y el coche también puede cargarse en el lugar donde se encontraba el tapón de combustible.

Los clientes de todo el mundo siguen recibiendo sus Ferrari Testa Rossa J a medida, y los pocos afortunados que tienen en sus manos una de las 299 piezas limitadas.

Botón volver arriba

contenido con copyright revistaautosmas.com

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios