Volvo Cars reduce emisiones de CO₂ con el transporte marítimo en un 84% al adoptar combustibles renovables

Cada año, decenas de miles de contenedores de material de producción destinados a las fábricas de Volvo Cars se transportan a través de los océanos en barcos. A partir de ahora, la mayoría de estos viajes marítimos se realizarán con combustible renovable en lugar de combustible fósil tradicional.

Como el primer fabricante de automóviles global en anunciar tal cambio, lograremos una reducción inmediata en las emisiones de CO₂ fósil del transporte marítimo intercontinental en 55,000 toneladas en el transcurso de un año. Gracias al combustible renovable, las emisiones de CO₂ se reducen en al menos un 84% en comparación con los combustibles fósiles. La reducción es equivalente a las emisiones de CO₂ de un camión lleno que rodea la línea ecuatorial unas 1.200 veces.

El combustible utilizado es éster metílico de ácidos grasos (FAME) y se basa en fuentes renovables y sostenibles, principalmente aceite de cocina usado. No se emplean materias primas relacionadas con la producción de aceite de palma.

Emplearemos combustible renovable para el transporte marítimo de contenedores entrantes de material de producción destinados a fábricas con sede en Europa y América, así como toda la distribución de repuestos fabricados globalmente por envío de contenedores.

“El combustible renovable no es el objetivo final para eliminar el CO₂ de las necesidades mundiales de transporte marítimo”, dice Anders Kärrberg, nuestro jefe de sostenibilidad. “Sin embargo, esta iniciativa muestra que podemos actuar ahora e implementar soluciones que logren resultados significativos mientras esperamos alternativas tecnológicas a largo plazo”.

“No vemos esta iniciativa como una ventaja competitiva”, agrega Anders. “Por el contrario, queremos alentar a otros fabricantes de automóviles a tomar medidas también, aumentar la demanda de transporte marítimo eficiente en carbono y establecer combustibles renovables como una solución a mediano plazo que funcione. Todos tenemos la responsabilidad de actuar”.

Hemos estado trabajando en esta iniciativa junto con nuestros socios logísticos Maersk, Kuehne+Nagel y DB Schenker. Estos proveedores de servicios logísticos han cambiado a combustible renovable desde el 1 de junio de 2023 para obtener la energía equivalente necesaria para todos los transportes de contenedores realizados para Volvo Cars.

Cuando el combustible renovable no está disponible en un envío específico, nuestra asignación de combustible renovable es utilizada por el socio logístico para la ruta de otro cliente en otro lugar, por lo que el recorte general en el uso de combustibles fósiles se mantiene en el nivel de uso real en buques portacontenedores. La metodología, llamada balance de masa, es auditada por terceros de forma regular. El combustible renovable en sí está certificado y no se produce en competencia con los cultivos alimentarios. Por lo tanto, es sostenible en línea con la Directiva de Energía Renovable de la Unión Europea.

“Estamos constantemente explorando oportunidades de sostenibilidad en todos los aspectos de nuestra cadena de suministro y en todo nuestro negocio en general”, dice Anders Kärrberg. “Nuestra lista de iniciativas continúa creciendo a medida que trabajamos hacia nuestra ambición de convertirnos en una empresa climáticamente neutral para 2040”.

Nuestra ambición es reducir nuestra huella de carbono del ciclo de vida por automóvil en un 40% entre 2018 y 2025, lo que requiere una reducción del 25% en las emisiones operativas, incluida la logística. También apuntamos a una producción climáticamente neutra para 2025. Ambos hitos son pasos importantes hacia nuestras ambiciones de neutralidad climática.

 

 

Botón volver arriba

contenido con copyright revistaautosmas.com

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios