Esto recomiendan los expertos de Bosch a la hora de cambiar el líquido de frenos

Un componente fundamental, pero a menudo subestimado como el líquido de frenos, desempeña un papel crucial en la seguridad de los conductores y pasajeros, de acuerdo con cifras de la Policía Nacional durante el primer semestre del 2023 se registraron más de 4 mil fallecidos y más de 28 mil lesionados en accidentes de tránsito, siendo la falla de los frenos una de las razones más frecuentes en estos incidentes.

Por eso, mantener el líquido de frenos en óptimas condiciones es esencial para garantizar un frenado seguro y confiable, cabe resaltar que, al ser higroscópico, lo que significa que absorbe la humedad del aire con el tiempo, la presencia de humedad en el sistema puede llevar a la formación de burbujas de vapor bajo calor extremo, lo que reduce drásticamente la eficacia del frenado y puede resultar en un fallo total del sistema. Ante esto, la empresa líder en innovación automotriz, Bosch, ha estado a la vanguardia de la investigación y desarrollo de soluciones de frenado avanzadas, subrayando la importancia de mantener el líquido de frenos en óptimas condiciones, por lo que ofrece una serie de recomendaciones fundamentales para la seguridad en las carreteras:

1. Frecuencia: Cambiar en su totalidad cada 10 mil kilómetros o 12 meses, o según las especificaciones del fabricante. Así mismo, cuando se realiza el

cambio de pastillas de frenos del vehículo, también es importante cambiar el líquido de frenos.

2. Tipo de líquido: Utilizar el tipo de líquido de frenos recomendado por el fabricante, los más comunices son los DOT 3 y DOT 4.

3. Higiene: Cambiar el líquido en su totalidad y evitar mezclarlo con otros líquidos y no guardar el líquido sobrante ya que se contaminará después de un determinado tiempo.

4. Sangrado o purga: Después de reemplazar el líquido de frenos, se debe hacer un proceso conocido como purga, para eliminar burbujas de aire que puede tener el sistema.

5. Calidad: En algunos sistemas de frenos con tecnología ABS, ESP y ASR, es necesario, utilizar equipos de diagnóstico KTS (scanner), para realizar la secuencia y nueva programación del cambio de líquido de frenos.

6. Verificación: Después del cambio, realizar una prueba de frenado en un lugar seguro para asegurarte de que el sistema funciona correctamente. Por último, Juan Sanabria, Consultor Técnico para Bosch Latinoamérica, explica que “utilizar un líquido de frenos de calidad es de vital importancia para garantizar un rendimiento óptimo y la seguridad de un vehículo, ya que proporciona una mejor resistencia a la absorción de humedad, evitando la formación de burbujas de aire que podrían comprometer la capacidad de frenado. Al optar por un líquido de frenos de calidad, los conductores pueden tener la tranquilidad de que su vehículo está equipado para responder de manera segura y eficiente en situaciones de emergencia en la carretera”.

Y es que, desde 1927 la empresa ha sido pionera en la tecnología y desarrollo de sistemas de freno demostrando su compromiso inquebrantable con la seguridad vial al desarrollar tecnologías de frenado de última generación, sus investigaciones han llevado a la creación de líquidos de frenos de alto rendimiento que proporcionan una mayor resistencia al calor y un rendimiento constante a lo largo del tiempo. Estos avances no solo mejoran la capacidad de frenado, sino que también extienden la vida útil del sistema de frenos, reduciendo así el mantenimiento y los costos para los propietarios de vehículos.

Botón volver arriba

contenido con copyright revistaautosmas.com

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios