Bugatti, arte de la industria automotriz para admirar

Desde el día en que se formó en 1909, Bugatti ha encarnado un diseño exquisito, con su fundador, Ettore Bugatti, proveniente de una familia de artistas aclamados. El abuelo de Ettore, Giovanni, fue un célebre arquitecto; su padre, Carlo, era un diseñador de muebles y joyas de renombre internacional; y su hermano Rembrandt fue un admirado escultor. Estas influencias artísticas definen la marca Bugatti. Como tal, Bugatti ocupa un lugar central no solo en la esfera automotriz, sino en todo el espectro cultural, iluminando museos, instituciones y exposiciones en todo el mundo.

Hasta el día de hoy, el compromiso de la marca con la excelencia se extiende más allá de la potencia y la velocidad. Debido a una herencia tan profunda y rica, cada Bugatti debe ser una obra maestra por derecho propio. Es el incomparable diseño atemporal y la atrevida experiencia en ingeniería lo que personifica la marca, colocando a los autos Bugatti como artefactos venerados y apreciados a los ojos de muchos.

UN HOMENAJE AL DISEÑO DE VEHÍCULOS DE ‘MR. BUGATTI’ EN ESTADOS UNIDOS

En la ciudad costera de Oxnard, California, se encuentra el Museo Automotriz Mullin, un cautivador tributo al arte y la innovación del diseño automotriz francés, fundado por el empresario y entusiasta de los automóviles Peter W. Mullin. La colección presenta, entre otros, modelos icónicos del pasado de Bugatti, y más allá de los notables autos en exhibición, la arquitectura del museo en sí misma es una obra de arte, que se mezcla a la perfección con las obras maestras automotrices que contiene.

Mostrando el notable talento de toda la familia Bugatti, el Museo del Automóvil Mullin alberga más de 75 muebles de Carlo Bugatti, numerosas esculturas de Rembrandt y la mayor colección privada de automóviles Ettore y Jean Bugatti del mundo. Durante mucho tiempo, el punto culminante de la exposición fue el Type 57SC Atlantic de 1936 diseñado por Jean Bugatti.

Peter Mullin no solo era un fanático de Bugatti, era un amigo cercano de la marca. Un hombre con la ambición de hacer que Bugatti fuera respetado y formidable como lo había sido en sus mejores años de los años 20ésimo En el siglo XIX, Peter centraba regularmente sus exposiciones en torno a sus obras maestras de Bugatti. El reciente fallecimiento de Peter fue muy sentido por toda la familia Bugatti, pero en el icónico Museo Automotriz Mullin su legado vive para siempre.

LA CELEBRACIÓN DEL ARTE AUTOMOTRIZ DE ROBERT PETERSEN

El Petersen Automotive Museum, ubicado a lo largo de la Miracle Mile en Los Ángeles, se erige como un testimonio de la innovación arquitectónica y la pasión por la automoción. Inspirado en la forma de un automóvil, el edificio de la “carrocería” de acero inoxidable del Museo del Automóvil Petersen envuelve el “chasis” del museo existente. Es una obra de arte arquitectónica que representa aspectos de la historia del automóvil tan importantes como los vehículos que se exhiben en su interior. Sin embargo, la principal obra de arte se encuentra detrás de la audaz estructura de acero: el Bugatti Type 57C ‘Shah’ de 1939.

Un verdadero tour de force único, el ‘Shah’ envuelve un motor de ocho cilindros en línea de doble árbol de levas de 3.3 litros sobrealimentado en una carrocería dramática de Vanvooren de París diseñada al estilo de Figoni et Falaschi, uno de los carroceros más progresistas de la época. Vendido en el Garaje Imperial del Sha por una suma equivalente a 275 dólares en 1959, el “Shah” permaneció trágicamente oculto a la mirada del público hasta su completa restauración en 1983.

Sin embargo, el ‘Shah’ no es la única joya de Bugatti dentro del Petersen Automotive Museum. Los visitantes también pueden admirar el Bugatti Type 57 Atalante y un EB 110 GT, dos piezas de herencia automotriz exquisitamente diseñadas.

UNA COLECCIÓN INCOMPARABLE DE LOS HERMANOS SCHLUMPF

Situado en Mulhouse, en la famosa región francesa de Alsacia, sede de Bugatti, el Musée National de l’Automobile reúne más de 600 creaciones automovilísticas revolucionarias y emblemáticas, incluidos más de 100 de los modelos más aclamados de Bugatti, cada uno de ellos adquirido minuciosamente por los hermanos Schlumpf durante un período de tres décadas.

Desde el Bugatti Type 28 hasta el Bugatti Royale concebido en 1930, cada automóvil se selecciona cuidadosamente por su significado histórico y sus impresionantes proporciones. La joya de la corona, sin embargo, es el icono moderno que es el Bugatti Veyron. Situado sobre una base giratoria, el Musée National de l’Automobile ofrece un escenario excepcional para una pieza de diseño extraordinaria.

DOS GENERACIONES DE LEGADO AUTOMOTRIZ EN LA HAYA

Ubicado dentro de la imponente estructura arquitectónica creada por el renombrado arquitecto estadounidense Michael Graves, el Museo Louwman en La Haya, Países Bajos, es un tesoro histórico que exhibe los diseños y obras de arte automotrices más venerados del mundo. Es el resultado de más de 80 años de dedicación automovilística por parte de dos generaciones de la familia Louwman, con más de 275 modelos clásicos e históricos en la colección que cubre 16.000 m2 de superficie.

La presencia de Bugatti en el Museo Louwman, desde el Type 18 ‘Black Bess’ de 1913 hasta el Type 57 Roadster Grand Raid Gangloff de 1934, rinde homenaje a los diseños que no solo dieron forma a la historia del automóvil, sino también a los diseños que representan la búsqueda incesante de la perfección automotriz. Exhibiendo seis de los autos más memorables de Bugatti, el Museo Louwman realmente subraya un notable legado de estética e innovación incomparables para Bugatti.

MÁS DE 135 AÑOS DE HISTORIA DEL DISEÑO EN EL NATIONALES AUTOMUSEUM

Inaugurado en julio de 2023, y ya venerado como una de las composiciones de obras más completas y prestigiosas de Europa, el Stiftung Nationales Automuseum – The Loh Collection en Dietzhölztal, Alemania, presenta alrededor de 150 automóviles únicos de 135 años de historia del automóvil. Entre este campo de leyendas del automóvil se destaca el Bugatti Veyron Super Sport. El ilustre motor W16 de 8.0 litros con cuatro turbocompresores es la encarnación de la forma y la función que van de la mano, un espíritu que es el alma de Bugatti.

Es esta savia la que ha corrido a lo largo de la historia de Bugatti, y la Colección Loh también alberga algunos de los modelos más notables en el corazón de esta historia, incluidos el cautivador Type 57C Aravis y el Type 57C Atalante.

UNA VISIÓN EXCEPCIONAL DE LA HISTORIA DE BUGATTI

Fundado por una pequeña fraternidad de entusiastas de Bugatti en octubre de 1987, el Bugatti Trust fomenta y facilita la investigación sobre el trabajo de Ettore Bugatti y la familia Bugatti. La organización fue dirigida originalmente por el difunto H.G. Conway, quien fue ampliamente reconocido como una autoridad líder de Bugatti en el Reino Unido y en todo el mundo. El Trust fue concebido como un repositorio para la extensa colección histórica de fotografías, correspondencia, documentos y dibujos de la fábrica Bugatti de Hugh. Situado cerca de la histórica ciudad de Cheltenham, Reino Unido, junto a la histórica Prescott Hillclimb, el Bugatti Trust es también el hogar de algunos modelos icónicos de Bugatti. El Trust está abierto al público y, además, lleva a cabo un programa de divulgación educativa para escuelas y universidades que hace uso de su archivo en constante expansión, así como de los artefactos físicos del museo. El año pasado, la organización dedicó su exposición principal a Jean Bugatti, celebrando su vida y su influencia pionera en el Bugatti Type 57.

UN ESCAPARATE DE LA HERENCIA DE BUGATTI EN LA MILLE MIGLIA

A medida que la oscuridad invernal se disipa en Italia, desvaneciéndose en los suaves cielos azules de la primavera, cada año se lleva a cabo un evento automovilístico y de automovilismo que es único y legendario: la Mille Miglia. El cautivador Museo Mille Miglia, situado en Brescia, rinde un maravilloso homenaje a este legendario acontecimiento.

Ubicado en el histórico Monasterio de Santa Eufemia, el museo sumerge a los visitantes en el emocionante mundo de las carreras de resistencia en carretera abierta. Bugatti, con su distintiva mezcla de rendimiento y elegancia, dejó un legado inolvidable en el evento, y el Museo Mille Miglia muestra este éxito con verdadero encanto.

“Bugatti es responsable de los mejores ejemplos de diseño e ingeniería automotriz que la industria automotriz haya visto jamás. A medida que avanzamos hacia una nueva era de Bugatti, es importante que reconozcamos nuestro pasado mientras miramos hacia el futuro. La filosofía de Ettore cuando fundó esta empresa era ver cada vehículo como una obra de arte, y hoy en día seguimos con ese mismo espíritu.

“La preservación de nuestro patrimonio inimitable es clave para construir una base sólida para nuestro futuro. Nuestra colaboración continua con museos y coleccionistas asegura nuestro legado a nivel mundial, al tiempo que permite que el público aprecie realmente de dónde venimos y la dirección en la que vamos”.