La planta europea de Hankook marca un hito con la certificación ISCC PLUS

El fabricante de llantas prémium Hankook ha obtenido para su planta de producción europea en Rácalmás (Hungría) la prestigiosa certificación ISCC PLUS (International Sustainability & Carbon Certification). Este extraordinario logro confirma el firme compromiso de la empresa con la sostenibilidad, la innovación y la protección del medioambiente. Mediante el uso de materias primas sostenibles, por ejemplo, en la familia de llantas iON diseñada para vehículos eléctricos, el fabricante planea intensificar aún más sus actividades en el ámbito de la futura neutralidad de CO2 y el uso racional de los recursos.

La certificación ISCC PLUS, otorgada en base a la Directiva de Energías Renovables de la UE (EU RED), reconoce a la planta de Hankook en Rácalmás sus extraordinarios esfuerzos en el desarrollo de prácticas respetuosas con el medioambiente. Uno de los puntos principales es la exitosa transición del petróleo a aceites naturales; del caucho sintético de base petroquímica a polímeros de base biológica, circulares o biocirculares; de cordaje textil PET a

base de materias primas petroquímicas a cordaje textil PET reciclado; así como la sustitución de rellenos de sílice minerales por rellenos de sílice de base biológica sobre la base del sistema de certificación transparente y trazable. Este desarrollo remarca el compromiso de Hankook en favor de la sostenibilidad y supone al mismo tiempo un importante avance para toda la industria de las llantas.

La certificación ISCC PLUS evalúa la sostenibilidad de una empresa a lo largo de toda la cadena de producción: desde las materias primas utilizadas hasta los procesos de fabricación y los productos acabados. ISCC coopera con 130 fabricantes de materias primas que operan de manera sostenible, organizaciones no gubernamentales e institutos de investigación de todo el mundo, y es conocida por sus rigurosos procedimientos de certificación y estándares de prueba transparentes.

No es la primera vez que Hankook es premiada por sus esfuerzos en materia de sostenibilidad. La planta de Geumsan (Corea) hizo historia en 2021 al ser la primera empresa del país que, como primer fabricante de llantas del mundo, obtuvo la certificación ISCC PLUS, documentando así su papel pionero en la fabricación responsable y sostenible de llantas. La certificación ISCC PLUS que ha obtenido ahora también la planta europea de Hankook en Rácalmás supone un nuevo éxito de la empresa en su camino hacia un futuro cada vez más sostenible.

«Este éxito es una prueba de nuestros esfuerzos constantes en materia de innovación y sostenibilidad», señala Hyung Yun Kim, director gerente del centro de producción de Hankook en Hungría. «Estamos convencidos de que la certificación ISCC PLUS no solo supone una confirmación de nuestros esfuerzos, sino también una señal clara al sector de que una producción respetuosa con el medioambiente no solo es posible ya, sino que también es esencial para un futuro exitoso».

El riguroso proceso de certificación incluía una revisión exhaustiva de los procesos de trabajo de Hankook, desde la adquisición de materias primas certificadas hasta el uso de procesos de fabricación adecuados. Esta distinción es al mismo tiempo una confirmación anual del compromiso de Hankook con la implementación de procesos respetuosos con el medioambiente.

La certificación ISCC PLUS de Hankook es un hito importante que refleja el compromiso de la empresa a favor de un futuro más respetuoso con el medioambiente y su papel pionero en el impulso de un cambio sostenible en la industria de las llantas.

Botón volver arriba

contenido con copyright revistaautosmas.com

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios