La Renault Duster se renueva en Colombia

Cuando Sofasa-Renault presentó la Duster, hace 12 años, lo hizo de una manera clara y afirmando que su objetivo era democratizar el segmento de las SUV, o mejor, darle la oportunidad a muchos compradores de dar el salto de los sedanes y llamados hatchback al de los vehículos deportivos utilitarios e incluso a los amantes de los 4×4. Y esa línea la han mantenido en el tiempo y lo hacen en este 2024 con un cambio de cara y una evolución en algunos aspectos de seguridad e equipamiento, pero siembre bajo la premisa de que están ofreciendo un modelo que presenta una muy buena relación entre precio-producto

No hay que andar con rodeos. Renault, que no pasa uno de sus mejores momentos en el país, está haciendo grandes esfuerzos para darle continuidad a su planta de Envigado, en donde se ensambla esta camioneta, y está en proceso de darle al Kwid protagonismo en las exportaciones, pues la idea es llevarlo a 14 mercados diferentes, algo que garantiza la salud de sus instalaciones y, por ende, el ensamblaje de la Duster.

Los mercados hay que entenderlos y no lanzar juicios a los cuatro vientos sin fundamentos. Por el momento, la realidad dicta que todavía no es el tiempo de contar con la Duster que se comercializa en Europa y por eso hay que partir de hechos ciertos y ser cuidadosos. Y es que no estamos hablando de la última generación de esta camioneta que lleva en el frontal el emblema de Dacia en otros mercados, sino de una evolución de la última versión que se ha vendido en el territorio nacional, con cambios específicos que tienen la intención de revitalizarla.

Desde Envigado quieren transmitir un mensaje que muestre las bondades de este producto y quizás por ello escogieron para su lanzamiento a la prensa especializada un trayecto exigente, con visita al mirador del Valle de Cocora y al Parque Nacional de los Nevados. Pero es importante aclarar que para sumir este reto las versiones protagonistas fueron las 4×4, asociadas a una caja mecánica de seis velocidades y que guardan bajo el capó el motor turbo de 1.3 litros, es decir, la versión Iconic, que también se comercializa con caja CVT.

La Renault Duster, aunque ha tenido cambios, siempre ha tenido una línea característica que proyecta robustez. En esta oportunidad, las modificaciones escogidas le permiten mostrarse más moderna  y reforzar, en su versión 4×4 (reiteramos que fue la que se tuvo a disposición), ese mensaje de ‘todoterreno’. Así las cosas, la nueva  camioneta de la marca francesa ofrece como novedades, en la parte estética, un nuevo diseño de faros  frontales y stops traseros, los cuales cuentan con la tecnología LED, además de  un cambio de color en su parrilla frontal, que pasó del gris cromado al negro nacarado, acompañado de una insignia Iconic. A lo anterior se suman los nuevos paragolpes con detalles en gris oscuro y el nuevo diseño en las barras de techo y retrovisores exteriores, con algunos detalles que juegan con los colores negro y naranja. En la versión Iconic (CVT y 4×4), para tener en cuenta, los rines son de 17 pulgadas y ofrece ensanchadores en el paso de las ruedas.

En lo estético también, y más en estos tiempos modernos, el interior de los vehículos ha entrado a ser parte de toma de decisiones. Y, en este sentido, también hay que hablar con claridad para no generar falsas expectativas. En consecuencia, es justo partir desde la primera generación para poder afirmar que en los acabados poco a poco se ha ido ganando terreno. Es importante conocer que los plásticos, los asientos y los tapetes hacen parte de la llamada integración nacional. En el tema de los tableros o salpicaderos, que es otro nombre que se le da, ha habido una evolución en los materiales, que son producidos en la planta de Envigado por su socia Riduco, y sí, hay evolución, pero quisiera uno que los mismos fueras un poco más suaves al tacto, pero no hay que olvidar que uno de los temas más importantes para Sofasa-Renault es la llamada competitividad y hay que tratar de buscar las formas y maneras para reducir los costos de ensamblaje.

Como novedades, se cuenta con un nuevo diseño en el panel de instrumentos y el panel de las puertas. Se dotó ala Duster con una nueva consola central, que también puede cumplir con la función de apoyabrazos. La cojinería luce más moderna y agradable a la vista y sus fabricantes, también nacionales, hicieron un trabajo con las espumas, ofreciendo en la parte delantera una mayor longitud y una mayor sujeción lateral, además de un mayor grosor en el respaldo y en los lados, lo que al final del día debe redundar en un menor cansancio. Al del conductor ahora se le suma el ajuste de altura, algo que para los colombianos, que somos de talla chiquita, no resulta siendo un detalle menor.

Tampoco es un secreto que cada vez se hace más exigente el equipamiento de los modelos y que estamos en la época del ‘descreste’, que dicta que entre más grandes sean las pantallas, el auto es más moderno y futurista. Pero de nuevo hay que ser racionales y entender que por el momento la Duster, aunque me jora en este sentido, podría quedarse corta si se compara con otros modelos. Acá hay una combinación entre lo análogo y digital, es decir que los relojes del velocímetro y tacómetro se decantan por lo primero, mientras que en materia de conectividad se ofrece una pantalla de ocho pulgadas, que enmarcan el centro multimedia Easy Link, dotado con una interfaz simple e intuitiva, ofreciendo duplicación para teléfonos móviles a través de Android Auto y Apple CarPlay. Adiciona, en equipamientos, otros elementos como el sensor de lluvia, el cargador inalámbrico y conexiones USB tipo C en la consola frontal y en las plazas traseras.

En motorizaciones no hay novedades y hay que echar a rodar el tiempo atrás, específicamente a 2021, para recordar como Renault en ese momento anunció sus nuevas motorizaciones. Por un lado y como gran novedad, estaba el propulsor turbo de 1.3 litros TCe (Turbo Control Efficiency) de 16 válvulas fabricado en la planta de Renault en  Valladolid (España) y el 1.6 SCe de 16 válvulas  desarrollado por Renault Tecnología Américas (RTA) y producido en el Complejo Ayrton Senna, en Paraná.

Y sea este el momento para compartir las versiones que se comercializan en el país, pero antes de hacerlo es importante darle un espacio a la contextualización. Es evidente que la tendencia en el país ha ido mostrando una gran preferencia por los modelos equipados con cajas automáticas y versiones 4×2, teniendo en cuenta la congestión de las ciudades y el hecho que lo que más se busca en una SUV es la funcionalidad. Pero la Duster, según lo comentaron los directivos, ha logrado un mix interesante y se puede hablar de una distribución equitativa en las diferentes versiones, pues muchas personas en el deseo de dar ese salto que comentamos al comienzo, sacrifican muchos aspectos y se acomodan a lo que su presupuesto les pueda ofrecer. Así las cosas, la Renault Duster se comercializa en el país en las versiones Zen de 1.6 litros con caja mecánica y tracción 4×2, con un precio de $88.400.000. Acá hay que tener en cuenta que no hubo evolución y se mantienen las características del modelo presentado en 2021; Intens 1.6 litros 4×2  mecánica ($95.700.000);  Iconic 1.3 litros 4×2 CVT ($108.800.000); e Iconic 1.3 litros 4×4 mecánica ($111.800.000).

Y nos corresponde hablar de esta misma y de su combinación, es decir, el motor de 1.3 litros turbo de 154 caballos de potencia y 250 Nm de torque, asociado a una caja mecánica de seis marchas, que al momento de la práctica se convierte en una buena combinación. Porque hay que ser justos y esto no es nuevo ni se está descubriendo el agua tibia, ya que en el tema de relaciones de caja los ingenieros colombianos parecen haberle encontrado desde hace muchos años la comba al palo, ofreciendo lo que se requiere para la exigente topografía colombiana. Por eso hay que darle una buena calificación al comportamiento de la Duster con este equipamiento, porque al tener la posibilidad de ‘darle órdenes’ al propulsor por medio de la transmisión, el conductor no tiene que esperar para sentir lo que su pie está pidiendo, de acuerdo con las exigencias de la ruta. Incluso hay que decir que se vuelve divertida la conducción y para quienes desde hace muchos años nos fuimos por las transmisiones automáticas, recordar lo que transmite este tipo de tecnologías. Como referencia vale la pena recordar que el motor de 1.6 litros ofrece  una potencia máxima de 114 caballos y un torque de 156Nm.

Además, hay que de afirmarlo, es un auto dócil, que se deja llevar y que al final resulta muy agradable de conducir. Bueno, y como ha siso tradicional en los últimos modelos de Renault, se mantienen las funciones Eco Scoring y Eco Monitoring, que hacen parte del Eco Driving, así como su dirección, asistida eléctricamente, así como el volante graduable tanto en altura (40mm) como en profundidad (50mm).

Bueno, y en el tema 4×4 la ruta fue exigente, con lluvia de por medio y terrenos de baja adherencia de por medio y hay que ser honestos y decir cuáles fueron los pensamientos. Y en este punto uno tiene que ser consciente que no se está ante un modelo de los que dicen que “llegan a todo lado”, aún en las peores circunstancias, sino de una SUV que cuenta con una tracción en las cuatro ruedas y con un funcionamiento adecuado en diferentes terrenos. Pero la verdad, la Duster, que viene con el sistema All Mode 4×4 dejó las mejores sensaciones, porque de un momento a otros, subiendo ,al mirador del Valle del Cocora, cuando la luz del día hacía su aparición, las condiciones se hicieron bien exigentes y se pudieron cumplir con mayores inconvenientes, superando todas las expectativas.

No olvidar que se trata de una SUV y que la funcionalidad es importante. En este aspecto la Duster cuenta con más más espacio para guardar sus objetos (20.3 litros en total), pero además ofreciendo una capacidad de carga de 475 litros para la versión 4×2 y 400 litros para la versión 4×4. La nueva Renault Duster está disponible en los siguientes colores: Blanco Glacial, Gris Estrella y Gris Cassiopee en las versiones Iconic. Para las versiones Zen e Intens, también está disponible el Beige Duna.

En el apartado de la seguridad, que siempre tiene que ocupar un lugar preponderante, la Duster recibió refuerzos estructurales y en su equipamiento ahora cuenta con seis airbags, cambios que se suman a los que se realizaron en su anterior renovación, como el aumento del 12,5% en su rigidez torsional o la inclusión de un nuevo cinturón trasero central de tres puntos y cinturones delanteros con pretensores.

Dentro de su equipamiento ofrece cámara de reversa y cuatro sensores e  incorpora el 100% de las tecnologías de la gama para aumentar la seguridad del tráfico: ESC/ESP (Electronic Stability Control/ Electronic Stability Program), que ayuda a mantener el control de la camioneta en cambios bruscos de trayectoria o pérdida de adherencia en curvas; frenos ABS con AFU (Ayuda de Frenado de Emergencia); HSA (Asistente de Arranque en Pendiente), que mantiene el vehículo estacionado hasta dos segundos después de soltar los frenos en subida; y HDC (Asistente de Control en Descenso), en la versión 4X4, que le asegura al conductor una excelente estabilidad, mientras previene el bloqueo de las ruedas, evitando así el deslizamiento del vehículo y permitiendo mantener el control en volante.

Para garantizar el uso del cinturón de seguridad, están presentes las alertas visuales y sonoras para los cinturones desabrochados en los asientos delanteros (SBR-Seat Belt Reminder), también integra dos puntos en los asientos traseros para la fijación de sillas para bebés ISOFIX. Integra en su equipamiento limitador de velocidad y un regulador.

Y no olvidar que en el mercado de reventa tiene muy buena aceptación y eso dice mucho, porque al fin y al cabo quienes terminan siendo los máximos jueces son los propietarios y en un alto porcentaje quienes hacen parte de esta familia dicen sentirse muy satisfechos.

Juan Carlos Salgado Jaramillo

 

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios