El Bugatti W16 Mistral entra en la fase final de pruebas

Bugatti tiene una larga historia en lo que respecta a roadsters de alto rendimiento, con un linaje que abarca más de un siglo de innovación automotriz. Desde el legendario Type 35 hasta el icónico Veyron Grand Sport Vitesse, la marca ha superado constantemente los límites del diseño y el rendimiento en el ámbito de los automóviles descapotables. La última página de esta historia es el W16 Mistral.

Significativo en muchos sentidos, el W16 Mistral¹ representa el primer modelo descapotable que sale de Molsheim desde 2015 y un canto del cisne para el incomparable motor W16 de la marca. Dada la importancia del proyecto, así como la devoción de Bugatti por mantener los estándares sinónimos de la marca, el programa de pruebas establecido para el Mistral fue exhaustivo, y debe serlo.

En el corazón del Mistral se encuentra la encarnación definitiva del icónico W16, nuevos atributos aerodinámicos meticulosamente perfeccionados y un monocasco completamente rediseñado. Fusionar estos elementos para ofrecer un rendimiento implacable, excelencia acústica y el máximo lujo, al tiempo que permite una velocidad máxima superior a 420 km/h, es un acto de equilibrio extremo.

Sin embargo, Bugatti, en su compromiso de ofrecer los más altos estándares de rendimiento, seguridad y durabilidad, ha llevado a cabo una cuidadosa evaluación de todos los aspectos del diseño del Mistral. Los ingenieros no han dejado piedra sin remover en su búsqueda para crear el roadster definitivo de Bugatti. Ahora, cuando entramos en la segunda mitad de 2024, el W16 Mistral está entrando en su fase de evaluación final.

Las estrictas pruebas de choque ya realizadas con éxito han garantizado la capacidad del Mistral para proteger a los ocupantes en caso de colisión. Una fase esencial dada la integración de un nuevo monocasco en el nuevo diseño, y una parte vital para la obtención de la homologación para diferentes mercados, incluidos Norteamérica y Europa, estos ensayos cumplen con sus respectivos estándares internacionales de seguridad.

Ahora, después de haber completado la evaluación aerodinámica en octubre, y de haber puesto a prueba el W16 y su transmisión en el dinamómetro para garantizar que ofrecen el rendimiento estimulante esperado, Bugatti está sometiendo sus prototipos Mistral a una sucesión de pruebas para analizar su rendimiento en diversas condiciones de conducción. Estas pruebas analizan la seguridad, las emisiones, la resistencia y la capacidad de conducción.

Las pruebas en carretera para el Bugatti Mistral son exhaustivas. Solo el Prototipo 2 ya ha recorrido una impresionante distancia de 32.000 km, lo que demuestra su capacidad de adaptabilidad y durabilidad. Estas pruebas en carretera han llevado al W16 Mistral a través de diversos terrenos, a gran altitud en las montañas, al nivel del mar e incluso a través de condiciones de tráfico pesado. De cara al futuro, Bugatti superará aún más los límites añadiendo otros 5.000 kilómetros en la pista. Con este riguroso régimen, Bugatti acumulará un total de 40.000 km solo con este vehículo, una cifra que aún no alcanzan la mayoría de los coches clientes de Bugatti de hoy en día.

Se espera que uno de los aspectos más desafiantes de este último proceso de prueba sea la verificación de la velocidad máxima del Mistral. Sin embargo, esto es solo cuando los ingenieros se encuentran con el desafío logístico de encontrar una pista adecuada que permita al Mistral alcanzar más de 420 km/h de manera segura. A pesar de ello, la marca confía en que el Mistral batirá récords y superará cualquier expectativa.

“Estamos planeando realizar la prueba final de alta velocidad en una de las pocas pistas del mundo que nos permiten realizar la prueba en condiciones seguras. Sin embargo, en el momento en que tengamos acceso a esa pista, alcanzar la velocidad máxima ya no será un problema”, dijo Emilio Scervo, CTO de Bugatti Rimac.

A lo largo de la fase de pruebas del desarrollo del Mistral, Bugatti se ha mantenido dedicado a ofrecer un automóvil que no solo cumpla con los estándares de rendimiento que se esperan de Bugatti, sino que también establezca nuevos puntos de referencia para la seguridad y la confiabilidad en un roadster hiperdeportivo, al tiempo que ofrece un lujo y una experiencia de conducción incomparables. Con el Mistral acercándose al final de su viaje de pruebas, se espera que la producción del roadster más aerodinámico y emocional de Bugatti hasta la fecha comience en el Atelier de Molsheim a finales de este año.

Botón volver arriba

contenido con copyright revistaautosmas.com

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios