Acelerador a fondo y en séptima marcha. Así marcha la Expedición Cayenne que en los últimos dos días ha rodado por Costa Rica, Nicaragua, Honduras y San Salvador.

Desde el martes pasado, cuando dejó San José (Costa Rica), hasta hoy en la madrugada, cuando llegó a San Miguel (El Salvador), el Cayenne S sumó casi 1.200 kilómetros a tope para cumplir con la bitácora de ruta y los tiempos de su destino final que será Ciudad de México, el próximo miércoles. La tripulación y el vehículo han puesto todo su empeño para adelantar la logística y la velocidad necesarias con el fin de visitar los sitios más emblemáticos de las naciones centroamericanas.

ñoDesde San José (Costa Rica) el SUV alemán partió hacia Managua y devoró 422 kilómetros, durante los cuales pasó por la capital, por el Cerro de Tiscapa y el Lago Managua. Mucha lluvia, calor y humedad se sortearon en esta porción de Centroamérica por caminos difíciles y tramposos que exigieron al máximo las suspensiones delantera y trasera del Cayenne S. Tramos muy peligrosos, inundados y que escondían trochas enormes fueron superadas en condiciones muy adversas.

Desde el lago donde habitan los únicos tiburones de agua dulce del mundo, la Expedición bordeó el río San Juan e ingresó a Honduras, país que atravesó en cinco horas para cruzar la frontera y llegar esta madrugada a San Miguel.

La Expedición Cayenne comenzó el pasado 9 de noviembre con un recorrido que unió a Punta del Este con Montevideo y Buenos Aires. Se trata de una aventura de 18.855 kilómetros que pasará por todos los países de habla hispana de América Latina y que culminará el próximo 24 de enero en Ciudad de México.

(

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *