BMW automatizado

Grupo BMW y Continental se unen en el próximo paso hacia la conducción altamente automatizada.

BMW Group y Continental, el proveedor automotriz internacional, suman esfuerzos en el campo de los sistemas de asistencia al conductor. En enero, ambas empresas firmaron un acuerdo para el desarrollo conjunto de un sistema electrónico de copiloto que permita una conducción altamente automatizada.

El principal objetivo de esta asociación para investigación es que las funciones de conducción altamente automatizadas estén listas para ser implementadas a partir del año 2020. A nivel social, político, económico y científico ha surgido una clara visión de la seguridad vial bajo la forma de “Vision Zero (Accident-Free Mobility)” es decir, Movilidad sin Accidentes, y “Seguridad para Todos”. El proyecto de investigación sobre conducción altamente automatizada apuntará a implementar esta visión y a dar un gran paso adelante para hacer que la movilidad sin accidentes sea una realidad. “Con nuestra visión de una conducción altamente automatizada ya estamos desarrollando las tecnologías y las metodologías para una cantidad de sistemas de asistencia al conductor de última generación. Funciones de conducción parcialmente automatizadas disponibles en un futuro cercano, tales como el Traffic Jam Assistant o Asistente de Atascos de Tránsito, constituirán un importante paso hacia la conducción altamente automatizada”, señala el Dr. Christoph Grote, Jefe de Investigación y Tecnología del Grupo BMW.

Ambas empresas coinciden en que la conducción altamente automatizada desempeñará un rol muy importante en el aseguramiento de la movilidad personal sustentable en el futuro.

El objetivo: Conducción altamente automatizada en las autopistas europeas.

El proyecto conjunto entre BMW Group y Continental se extendería desde comienzos de 2013 hasta fines de 2014. A lo largo de este período de dos años, se desarrollarán varios prototipos capaces de ofrecer una operación altamente automatizada en las autopistas. Los mismos serán luego entregados a un grupo seleccionado de participantes entrenados para realizar las pruebas piloto de las funciones de conducción altamente asistida cercanas a las de producción. Las pruebas, que se desarrollarán en las autopistas alemanas y europeas, incluirán todo los desafíos típicos que normalmente se presentan en la autopista, tales como las intersecciones, las paradas en las estaciones de peaje, las obras de construcción en los caminos y las fronteras nacionales.

Para lograr que el sistema pase de la visión a la realidad, distintos equipos de ambas empresas se encargarán de una determinada cantidad de desafíos técnicos, ya que sólo con un manejo completo de la tecnología necesaria será también posible desarrollar un marco legal para la conducción automatizada.

Años de experiencia en la conducción altamente automatizada.

Durante los últimos diez años, BMW Group ya ha realizado importantes avances hacia el desarrollo de funciones de conducción altamente automatizada.

A mediados de 2011, se realizó una prueba en ruta, en la autopista A9 entre Munich y Nuremberg con un vehículo de pruebas del sector Investigación y Desarrollo de BMW Group, sin la intervención del conductor. Este prototipo de investigación, que sigue siendo objeto de continuas mejoras, frenó, aceleró y adelantó a otros vehículos de manera totalmente autónoma, adaptándose todo el tiempo a las condiciones del tráfico del momento y siempre respetando las normas viales. Se hicieron unos 10.000 kilómetros de pruebas con este prototipo. Si este vehículo de investigación altamente automatizado va a funcionar sin problemas y adaptándose al tráfico, sus estrategias de funcionamiento deben estar claramente definidas. Estas estrategias surgen de dos componentes principales: El posicionamiento exacto del vehículo en su carril de tráfico, y el óptimo reconocimiento de todos los vehículos y objetos en el entorno inmediato del vehículo. La detección se realiza por medio de una combinación de diversas tecnologías de sensores que se complementan e incluyen un lidar de alcance total [LIDAR: Detección y Localización de Imágenes por Láser], radar, ultrasonido y escaneo por cámara. A pesar de esta capacidad de detección de 360°, no es mucho desde el exterior lo que diferencia a este vehículo de un modelo estándar.

Las principales tecnologías necesarias para la conducción altamente automatizada fueron desarrolladas por los ingenieros de Investigación y Tecnología del Grupo BMW en los modelos precursores de investigación, el BMW TrackTrainer y el Emergency Stop Assistant. Sobre la base de una combinación de un mapa digital de gran exactitud, GPS y datos de video, el TrackTrainer puede guiar a los vehículos alrededor de un circuito de carreras de manera totalmente autónoma y siguiendo la ‘trayectoria ideal’. El 21 de octubre de 2009 se utilizó el sistema para guiar automáticamente a un vehículo alrededor del circuito de Nürburgring. Y el 25 de mayo de 2011, cuando el BMW TrackTrainer llegó a los Estados Unidos, una demostración en las pistas de Laguna Seca en California probó que los vehículos altamente automatizados pueden ofrecer increíbles prestaciones.

Si se presentara una emergencia médica en el vehículo, por ejemplo si los biosensores detectan que el conductor está sufriendo un infarto, el Emergency Stop Assistant BMW cambiará al modo altamente automatizado y hará que el vehículo se detenga de manera segura. El sistema activa las luces de advertencia de peligro y, teniendo en cuenta las condiciones del tráfico, maniobra el vehículo de un modo seguro y controlado hasta detenerlo en la banquina. Al mismo tiempo un llamado de emergencia se envía automáticamente mediante el BMW eCall para solicitar asistencia médica y dar aviso a las autoridades viales. Esto asegura que la respuesta a la emergencia sea eficiente y apropiada a la vez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *