Bosch presenta nuevo equipo probador de líquido de frenos

Una frenada eficaz y eficiente del automóvil puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Y para lograr tales condiciones es preciso contar con un líquido de frenos en óptimo estado.

Para asegurar su idoneidad, la división de equipos para taller de Bosch presenta al mercado colombiano el comprobador BFT100, que “realiza mediciones para determinar el estado de este fluido, ejecuta pruebas bajo el principio de ebullición calentando el líquido de frenos hasta su punto de cambio de fase a vaporización (líquido a gaseoso). Luego, entonces, muestra la temperatura de ebullición del fluido, con lo cual se obtiene su estado.”, según pruebas realizadas por Cesvi Colombia.

Este equipo hace medidas en fluidos fabricados a partir de éteres de glicol como los denominados bajo la norma DOT 3, DOT 4 y DOT 5.1, los cuales son higroscópicos, es decir, que absorben agua del medio e impacta de forma negativa en el funcionamiento normal del sistema de frenos.

Sucede que, según este centro de investigación, la “temperatura de ebullición, es decir, la temperatura a la que el líquido de frenos comienza a hervir o vaporizar dentro del sistema de frenos, [es] causada por el calor intenso creado después del uso prolongado del sistema. El líquido de frenos DOT alcanzará un nivel de volumen de agua del 3,7% después de aproximadamente 2 años de servicio, por lo que es aconsejable renovar el líquido de frenos cada año.”

Para conocer el estado y calidad del líquido de frenos se sumerge el sensor de temperatura dentro del fluido y se calienta. Al finalizar, en la pantalla de visualización de datos se indica la temperatura de ebullición del fluido e indica el estado del mismo.

Con el fin de evidenciar las características del equipo Bosch BFT100 Cesvi realizó pruebas de verificación del líquido de frenos en varios vehículos de diferentes kilometrajes. Los resultados que arrojó la comprobación permiten en unos 30 segundos determinar si el fluido está en buen estado o, de lo contrario, requiere cambio.

El equipo BFT100 es una herramienta práctica para establecer el mantenimiento en los sistemas de frenos hidráulicos. “Con los resultados obtenidos, dice Cesvi, se pudo observar que la apariencia del líquido de frenos no es un punto determinante para indicar su estado porque se pudo identificar, en dos casos, que el punto de ebullición se encontraba muy cercano a los límites mínimos (húmedo) establecidos por el DOT, en fluidos en donde su apariencia es transparente y limpia de residuos.”

Así, concluye Cesvi, “se puede establecer que, por ejemplo, la revisión técnico-mecánica obligatoria se queda corta en la inspección, pues si bien no verifican el nivel o estado del líquido de frenos, sí miden la fuerza de frenado en cada una de las ruedas, resultados que pueden quedarse cortos debido a que un vehículo puede frenar bien durante la prueba, pero quedarse sin frenos en el evento de un viaje.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *