Carrera para olvidar de Carlos Muñoz

El colombiano perdió el liderato de la Indy Lights, en Iowa.

Carlos Muñoz vivió una jornada que se puede asociar al rodeo vaquero y que bien podría ir patrocinado por la conocida bebida energética: El piloto colombiano tuvo que enfrentar la carrera de Iowa en un auto inmanejable que fue catalogado por algún comentarista como una bestia sin domesticar. Alto contraste con las prácticas y clasificación donde Muñoz siempre se impuso sobre sus rivales.

Muñoz llegó firme al circuito de Iowa, estuvo rápido en las prácticas y marcó la Pole Position para esta carrera, pero al iniciar la misma, el comportamiento del auto se hacía cada vez más difícil de controlar.

“Es una carrera que no esperábamos, no sé que pasó”, dijo Muñoz al bajarse del monoplaza. “Yo creo que un defecto de la llanta o algo se rompió porque en las dos primeras vueltas iba bien pero luego para atrás y para atrás. A veces se pierde, somos un equipo, se gana y se pierde juntos, entonces hay que revisar bien ese problema, que no vuelva a pasar y ya pensar en la próxima carrera en Pocono.”

Con seis carreras más por delante las probabilidades son muchas para el objetivo trazado por el equipo Andretti Autosport de ganar el campeonato. Ahora Muñoz es segundo en la general.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *