Educar y no restringir

“Educación más que restricción”: Comité de Ensambladoras de Motos.

El Comité de Ensambladoras de Motos Japonesas, conformado por los cuatro principales fabricantes de motocicletas en Colombia, Auteco – Kawasaki, Fanalca – Honda, Incolmotos – Yamaha y Suzuki Motor de Colombia, desde hace más de 10 años, ha venido trabajando y continúa desarrollando una gestión preventiva, implementando acciones de carácter educativo que buscan fortalecer el conocimiento que, los actores de las vías, deben tener sobre los deberes y derechos que adquieren cuando salen a las mismas.

“El Comité reconoce la importancia de la motocicleta como transformador de calidad de vida de los colombianos y está comprometido con la preservación de la vida y el mejoramiento de las condiciones de los motociclistas”, asegura Nataly Pineda, vocera del Comité de Ensambladoras de Motos Japonesas.

“Aunque respetamos las normas que las autoridades municipales imponen en pro de la seguridad ciudadana, creemos que esta clase de decisiones impactan económica y socialmente a la población más vulnerable. Esas medidas tienen efectos sobre la equidad y la pobreza de los hogares”, asegura Nataly Pineda.

En el VII estudio Socio Demográfico que el Comité mostró hace unos meses se pueden ver cifras contundentes:

– Alrededor de 1,5 millones de empleos, directos e indirectos, se estima genera el sector de motocicletas a nivel nacional.

– Los compradores que adquirieron su motocicleta como una fuente de ingresos representan el 29% de los nuevos usuarios.

– De los vehículos ensamblados en Colombia, mínimo el 17% de sus piezas y partes son fabricadas por proveedores nacionales.

– El 61% de los compradores son empleados asalariados frente al 25% de compradores independientes.

– El ahorro mensual en el transporte del núcleo familiar asciende a $125.188 gracias al uso de la motocicleta.

– La motocicleta se ha convertido en determinante de la calidad de vida de las familias con menores ingresos.

Creemos en una adecuada promoción del correcto uso de las motocicletas, a partir de incentivar el cumplimiento de las normas de tránsito, el uso correcto de los implementos de seguridad y el respeto por todos los actores de la vía, desde peatones hasta cualquier tipo de vehículo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *