Fernández vivió un “tormentoso” fin de semana

El pasado sábado y domingo el colombiano compitió en la base militar de MCAS New River en Jacksonville, Norte de Carolina, lugar donde consiguió el quinto puesto en la sexta ronda del campeonato. En tanto, no pudo completar las series definitorias de la séptima válida debido a una fuerte tormenta que cayó en la tarde del domingo, obligando a la organización del campeonato a suspender las competencias por seguridad.
El viernes, el cielo despejado y el buen clima marcaban la apertura de las competencias en el complejo militar de New River. Fernández por su parte, lleno de confianza en el trabajo preparativo antes de la válida, obtenía la tercera posición al finalizar las sesiones prácticas, con una diferencia de 0,138 segundos de Alex Keyes, quien consiguió el primer lugar, y a 0,105 segundos de Oliver Eriksson, quien se situó en la segunda casilla. En tanto en el qualifying Fernández logró el sexo lugar, a 0,818 segundos de primer puesto de Conner Martell.

Posteriormente el sábado en el primer heat eliminatorio, Alejandro brillaba en la pista, demostrando su dominio lado a lado con Oliver Eriksson, en la pelea por el primer lugar. Tras seis vueltas en la pista de 1,3 kilómetros Fernández finalizó segundo la primera manga eliminatoria.


Luego en el segundo heat, la aproximación de una gran nube gris hacia el complejo militar anunciaba momentos difíciles para los pilotos, no solo por las condiciones meteorológicas sino también por la impresionante batalla que vivirían en el circuito. De los siete pilotos que ingresaron al heat 2A, tan solo lograron terminar tres de ellos en buenas condiciones, debido a los fuertes choques. Fernández fue uno de los perjudicados en la primera vuelta, gracias a un fuerte golpe en el costado derecho de su auto y la ruptura de la suspensión trasera, situación que lo obligó a abandonar en cuarta posición.
Sin embargo el bogotano no se daba por vencido, su tenacidad y persistencia mantenían las ganas y la motivación de lograr una buena presentación. Fue así como en el LCQ (Last Chance Qualifier) marcaba el primer lugar al cruzar la bandera cuadros y aseguraba su participación en la final de la sexta ronda.

En la final, las condiciones opacarían las ganas y el talento de Fernández. Cerca de la 1:00 p.m. (Hora del Norte de Carolina), las voces y los rumores de una fuerte tormenta aproximándose hacia la base militar en Jacksonville se hacían más fuertes, el cielo cada vez se pintaba en un color gris intimidante y apocalíptico.

Con dichas condiciones climáticas, Alejandro partió séptimo en la final de la sexta válida, oscilando entre la cuarta y sexta posición. Las cosas en pista estaban dadas para que el colombiano logrará una buena presentación, en una pelea que era permanente con Harry Gottsacker y Cabot Bigham por el quinto y cuarto lugar.

Lamentablemente una bandera roja por mal tiempo obligó a los pilotos a terminar la competencia faltando cinco vueltas para el final; de esta manera la estrategia del colombiano quedó a mitad de camino y su objetivo de avanzar posiciones en pista se vio obstaculizada por fuertes rayos en seco y una tímida lluvia.

El domingo: “Una auténtica competencia de carros chocones”

En cuanto al desarrollo de la séptima válida los pronósticos no eran prometedores, nuevamente se anunciaban fuertes lluvias en la tarde del domingo, acompañadas de descargas eléctricas. Sin embargo, jamás se cruzó por la cabeza de los pilotos y los organizadores la genuina carrera de carros chocones que presenciarían un día antes de la celebración del día de la independencia de los Estados Unidos.


Inicialmente una tensa calma primaba en la pista del Red Bull Global Rallycross, en el heat Nº 1 Alejandro conseguía mantener la consistencia de los días anteriores, ubicándose tercero al cruzar la línea de sentencia.

Sin embargo dicha calma no dudaría mucho y la pista del MCAS New River se convertiría en una batalla campal. En el heat 2A, manga donde participó Fernández, tan solo finalizaron Oliver Eriksson, Harry Gottsacker y Parker Chase, de un total de siete pilotos que ingresaron al trazado. Precisamente Alejandro se vio afectado en un fuerte accidente que sufrió el estadounidense Miki Weckstrom, quien chocó de lado contra una de las barreras de protección, volando por el aire en un giro de 180 grados y finalmente incrustándose en el vidrio panorámico del carro del piloto bogotano, lo cual obligó su abandono en quinta lugar.

Accidente de Alejandro en MCAS New River

La misma tendencia sucedería en el Heat 2B con resultados más negativos, la humedad de la pista, especialmente en el sector de tierra, haría de las suyas en el sector de la “S”, con un choque múltiple entre todos los pilotos. Finalmente solo logró terminar uno de ellos, el debutante estadounidense Cabot Bigham.

En tanto el LCQ y la final de la séptima no lograron desarrollarse debido a la fuerte tormenta eléctrica que cayó en Jacksonville, por razones de seguridad y la inundación en la pista, los organizadores del campeonato tomaron la decisión suspender las competencias en su totalidad.

De este modo, está a la espera una pronunciación del campeonato sobre la reprogramación o cancelación de dichas competencias. En tanto la próxima cita se llevará a cabo el 28 de julio en Washington DC.