GM Colmotores pone en marcha planta de fabricación

Inicia con la producción de 11 paneles de acero.

El 7 de febrero de 2012, GM Colmotores empezó dar forma a un sueño industrial, cuando puso la primera piedra de ZOFICOL (Zona Franca Industrial Colmotores) donde se albergaría la primera planta de fabricación de vehículos del país. Hoy ese sueño se hace realidad y marca un hito en la industria automotriz colombiana.

Hoy, 17 meses después de que se diera inicio a esta mega construcción, 13 meses después de que llegaran desde Corea las gigantescas prensas de estampado y ocho meses después de que se estampara la primera pieza piloto, se da inicio a la

fabricación de vehículos en el país; proceso en el que GM Colmotores es pionera y con ello da el gran salto para pasar del ensamble a la fabricación de vehículos.

El acto protocolario de inauguración, contó con la presencia del Presidente de la República de Colombia Juan Manuel Santos Calderón; El Ministro de Comercio Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados Guida; el Presidente de General Motors Suramérica, Jaime Ardila; Jorge Alejandro Mejía, Presidente de GM Colmotores, los colaboradores, proveedores, concesionarios y demás representantes del sector público y privado del país.

Jorge Mejía, Presidente de GM Colmotores, aseguró: “Nos sentimos orgullos de haber

emprendido este plan de transformación industrial, para convertirnos en el primer fabricante de vehículos del país. Esto aumenta significativamente el valor agregado naci

onal en nuestros procesos productivos, promueve la innovación, la generación de empleos calificados y el desarrollo profesional en Colombia. Con este proyecto aspiramos a continuar alcanzando los niveles de competitividad que nos permitan no solo responder al al actual modelo económico del país, sino buscar posibles mercados en el exterior” .

“Ser los mayores fabricantes de vehículos en Colombia simboliza la confianza de General Motors Suramérica en el país y el compromiso de un gran equipo humano que durante 57 años ha acompañado el crecimiento económico e industrial de la nación. Confiamos en que este gran paso que hoy estamos dando, redunde en mayores oportunidades y contribuya de manera efectiva a fortalecer una industria que ha sido clave para el desarrollo industrial colombiano”.Señaló Jaime Ardila, Presidente de General Motors Suramérica.

Para hacer posible la fabricación de vehículos en Colombia, se implementó el Plan de Reconversión Industrial de GM Colmotores en el que se incluyó la creación y puesta en marcha de la Zona Franca Industrial Colmotores (ZOFICOL), que abarca 41.319 metros cuadrados de los 280.000 que componen el área de la ensambladora líder y ahora fabricante de vehículos en el país.

En febrero de 2012 se dio inicio a la construcción de una infraestructura compuesta por tres edificios: dos destinados a estampado y grafado (nuevos procesos industriales hasta el momento no desarrollados en el país), y uno donde funcionan las oficinas. Dicha construcción tomó 6 meses y cerca de un año más, instalando la maquinaria y poniendo a punto los equipos para dar inicio a la fabricación.

En cuanto a tecnología, esta transformación industrial incorpora 6 robots que mecanizan los procesos de rematado de soldadura de los vehículos con una nueva línea de acabado metálico y banco de cabinas mecanizado en la planta actual, dos prensas de alto tonelaje (2.250 y 1.000 toneladas) para realizar el proceso de estampado, y diez robots que se encargan de hacer el grafado o unión de los paneles de acero estampados, entre otros proyectos de mejora.

El proceso de estampado, consiste en dar forma a láminas de acero previamente cortadas al tamaño adecuado, que producen hasta 11 piezas o paneles externosde carrocería para un vehículo, entre las que se encuentran guardabarros, puertas, tapa baúl, techo y laterales, entre otros.

El estampado se realiza con las prensas, las cuales tienen montadas matrices (moldes) con la forma de la pieza a fabricar y que al unirse dan la forma deseada.

El proceso de grafado consiste en tomar dos piezas (panel interior y exterior) de una puerta, el capó o tapa baúl ya estampadas para unirlas mediante el doblado perimetral de un panel sobre el otro de tal forma, que se unan solidariamente con ayuda de robots diseñados y programados especialmente para tal fin.

La inversión ejecutada por GM Colmotores y su nueva planta de fabricación Zoficol, desde 2011 y hasta 2015 (200 millones de dólares) permitirá producir hasta 60.000 vehículos cada año y en 2013 iniciar la fabricación por primera vez de piezas para hacer un vehículo con carrocerías hechas en Colombia. Con ello, la empresa no solo estará en capacidad de fabricar las carrocerías de los vehículos que se ensamblan en Colombia, sino que producirá autopartes para el mercado local y con miras a otros mercados de exportación.

Con la puesta en marcha de la nueva planta de fabricación, GM Colmotores impulsa el desarrollo industrial del país

El Plan de Reconversión Industrial de la compañía y la nueva planta de estampado y grafado que tiene lugar en la Zona Franca Industrial Colmotores ZOFICOL, tienen como objetivos fundamentales el desarrollo tecnológico, el aumento de las capacidades de los ingenieros y técnicos colombianos, la innovación, la competitividad, generación de empleos especializados, la creación de nuevos productos y la búsqueda de exportaciones a nuevos mercados en la región.

Gracias a este proyecto de GM Colmotores, Colombia es el tercer país en Suramérica en fabricar piezas para carrocerías, después de Brasil y Argentina y con la puesta en marcha de la nueva planta en Colombia, se está fortaleciendo la industria nacional y su capacidad de producción con los más altos estándares que le permitan competir en mercados internacionales de similares capacidades.

La Zona Franca Industrial Colmotores – ZOFICOL está ofreciendo grandes beneficios para Colombia: será una importante generadora de empleo: a las ya 1,400 personas que trabajan actualmente en GM Colmotores, se han unido cerca de 1.000 nuevos empleados entre directos e indirectos en la Zona Franca.

Adicionalmente, se está fortaleciendo la competitividad de la compañía en cuanto a la eficiencia de sus procesos y tecnología nunca antes vista en la Industria automotriz colombiana. El hecho de importar menos componentes, como los paneles estampados en Zoficol, reduciendo la necesidad de empaque y transporte tanto marítimo como terrestre, impactando positivamente el medio ambiente por la reducción de consumo de combustibles fósiles.

Con este proyecto GM Colmotores aspira a ser uno de los ejemplos de innovación en Colombia, respaldando firmemente la quinta locomotora de crecimiento económico, trayendo al país tecnologías hasta ahora inexistentes mediante programas de capacitación para ingenieros y operarios colombianos y apoyando la visión del Programa de Transformación Productiva que busca convertir al sector automotor en un sólido eslabón para abastecer el mercado local y de exportación.

Así nace la primera fábrica de vehículos en Colombia

La idea de llevar a cabo este ambicioso plan, nace desde la competitividad, como un imperativo para el negocio. Desde 2010, GM Colmotores planteó tres estrategias para su Plan de Reconversión Industrial enfocadas a ser más sostenibles y productivos: creación y puesta en marcha de la zona franca, automatización de procesos en la planta de ensamble ya existente y mejora continua a través del Sistema Global de Manufactura de General Motors.

El proyecto incluye inversiones superiores a los 200 millones de dólares, de los cuales una cuarta parte se destinó a la planta que hoy se inaugura y el resto, a la introducción de tecnologías que automatizan algunos de los procesos de producción, el desarrollo de nuevos productos para el mercado colombiano y diversos ajustes para mejorar la productividad entre un 5% y 7% en promedio.

Hoy el proyecto es una realidad y se da gracias al trabajo conjunto con el Gobierno Nacional que es consciente del gran aporte que esto representa para el país en términos económicos, sociales y tecnológicos.

Al respecto, Jorge Mejía, Presidente de GM Colmotores, asegura que este proyecto es una gran apuesta por la industria nacional: “El país cambió y hoy tenemos un modelo de negocio que nos hizo tomar nuevos caminos. Estos caminos hacia la fabricación, están llenos de retos y complejidades, pero confiamos que de la mano del gobierno nacional y nuestros proveedores pondremos en marcha una industria robustecida y con capacidad de competir a nivel mundial”.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *