GM y la expansión de su programa “Cero Basuras”

General Motors a nivel global se ha destacado siempre por su compromiso con el medio ambiente gracias a iniciativas como el programa “Cero Basura”. Proyecto que se ha expandido a las plantas de General Motors en Canadá, México y Sudamérica, las cuales ahora tienen un ambiente sustentable ya que reciclan, reutilizan y convierten en energía todos los desechos que son producto de su operación diaria.

“La mentalidad ‘Cero’ es impulsada por nuestros equipos locales y sus esfuerzos por encontrar soluciones innovadoras y sostenibles que permitan mejorar las comunidades donde vivimos y trabajamos”, afirmó Dane Parker, Vicepresidente de Lugares de Trabajo Sostenibles de General Motors.

General Motors inició esta operación en pro del medio ambiente: “Cero Basura” en el 2005 y, actualmente, 142 de sus establecimientos, operan bajo esta certificación. Por tanto, General Motors recicla más residuos en todas sus instalaciones, a nivel global, que cualquier otro fabricante de vehículos.

El programa ha llegado a Sudamérica, y las instalaciones de “Cero Basura” se encuentran en Colombia, Ecuador, Argentina y Brasil.

Para General Motors es un orgullo expandir esta idea que beneficia a todos y por eso detalla los pasos clave que la empresa sigue para alcanzar el estado de “Cero Basura”, los cuales son aplicables a compañías e instalaciones de todo tamaño, los pasos son:

1. Rastreo de residuos

2. Definir “Cero Basura”

3. Priorizar las actividades de reducción de residuos

4. Involucrar a colaboradores y construir una cultura de sostenibilidad

5. Fortalecer relación con proveedores

6. Resolver desafíos regulatorios

7. Lograr objetivo “Cero Basura”

8. Mejorar esfuerzos

9. Comparta las mejores práctica.

A partir de estos pasos la empresa a la que pertenece Chevrolet, utiliza una serie de estrategias para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad corporativa. Por esto, su pilar de filosofía es pensar en los residuos como un recurso fuera de lugar, y las instalaciones “Cero Basura”, lo demuestran.

Sobre este tema, John Bradburn, Gerente de Reducción Global de Residuos de General Motors dijo: “No vemos las cosas como son, sino como podrían ser”.

La reducción de residuos también mejora la productividad, calidad, eficiencia y el rendimiento en la zona laboral, además de que genera un impacto positivo en el bolsillo de la empresa. Por este motivo, GM fusiona sus esfuerzos ambientales con sus objetivos de sostenibilidad de fabricación; creando así una compañía cada vez más sostenible, la cual está preparada para ofrecer productos medioambientalmente efectivos a sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *