Hace 130 años nació la patente del automóvil

El 29 de enero de 1886, Carl Benz solicitó la patente para su “vehículo de gasolina”.

El certificado de nacimiento del automóvil lleva el número DRP 37435, ésta fue la referencia con la que se registró la patente de un “vehículo de gasolina”, presentada por el ingeniero Carl Benz de Mannheim el 29 de enero de 1886 en la Oficina de Patentes en Berlín. El documento de 130 años de edad, es un testimonio del espíritu innovador de Carl Benz, su poder creativo y visión empresarial. Desde 2011 la patente ha sido parte del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO, donde también están la Biblia de Gutenberg, la Carta Magna y la Misa de Johann Sebastian Bach en “si menor”.

Cómo empezó todo

Carl Benz desarrolló el primer automóvil del mundo en 1885. Para ello, instaló un motor con un cilindro de cuatro tiempos de alta velocidad (954 cc de desplazamiento funcionando a 400 rpm con 0,55 kW / 0,75 de salida CV) horizontalmente en un chasis especialmente diseñado. La velocidad máxima era de 16 km / h. Este automóvil patentado de tres ruedas fue primero en todo a nivel mundial: un, vehículo autopropulsado totalmente autónomo impulsado por un motor de combustión interna.

El automóvil patentado hizo su primera aparición pública el 03 de julio de 1886 en Ringstrasse, Mannheim. Sin embargo, fue el viaje de larga distancia, ida y vuelta de Mannheim a Pforzheim en 1888 el que demostró la idoneidad para el uso diario del automóvil patentado.

Este viaje no fue llevado a cabo por el propio Carl Benz, sino por su esposa, Bertha, como muestra de la gran confianza en la invención de su marido. Bertha Benz viajó en compañía de sus hijos Eugen y Richard (Dato desconocido por el inventor), en agosto de 1888. Bertha y sus hijos probaron que un vehículo de motor funcionaba muy bien a nivel técnico. Así mismo, dieron una demostración práctica de lo que hoy en día es la típica aplicación de un automóvil de pasajeros. Información que fue establecida por Carl Benz en su solicitud de patente cuando se refirió a la “operación de carruajes principalmente ligeros, para el transporte de uno a cuatro pasajeros”.

En 1886, las invenciones de Carl Benz y Gottlieb Daimler le dieron una nueva y revolucionaria dimensión a la movilidad. Durante los últimos 130 años, las innovaciones de Mercedes-Benz se han basado en eso: buscando siempre seguridad, confort, eficiencia y confianza. Es el caso de los desarrollos actuales en áreas como la conducción autónoma, los vehículos conectados de forma inteligente y la movilidad eléctrica, Mercedes-Benz presenta el futuro del automóvil. Un camino visionario que Carl Benz estableció el 29 de enero de 1886, cuando solicitó una patente para su automóvil.

Junto con el carro motorizado de Gottlieb Daimler, que se desarrolló igualmente en 1886, la patente del automóvil de Carl Benz es la primera exposición para los visitantes del museo Mercedes-Benz. El Museo celebra su décimo aniversario en 2016, teniendo a la fecha más de siete millones de visitantes.

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *