Historia de Jeep

En julio de 1940, el ejército de los E.E.U.U. informó a los fabricantes de automóviles, que estaba en busca de un “vehículo de reconocimiento ligero” que pudiese ocupar el lugar de las motocicletas y los vehículos Ford modelo T modificados del ejército.

El ejército invitó a 135 fabricantes a concursar por la producción de dicho vehículo, para lo cual desarrolló una extensa lista de especificaciones requeridas, en la que se incluía lo siguiente:

• Capacidad de carga de 270kg  (600lb) 
• Distancia entre ejes menor a 190.5cm (75 pulgadas)
• Altura menor a 91.4cm (36 pulgadas)
• Motor de suave operación de 5 a 80 km/h (3 a 50 millas por hora)
• Carrocería rectangular
• Doble tracción con caja de transferencia de dos velocidades
• Parabrisas abatible
• Tres asientos tipo butaca
• Luces de conducción y para oscuridad.
• Peso bruto vehicular menor a 590kg (1,300 lbs.)

En un principio, Willys-Overland y American Bantam Car Manufacturing Company, fueron las únicas dos compañías que se mostraron interesadas. Sin embargo, poco después Ford Motor Company también entró en la contienda, y comenzó la competencia para saber cuál de las tres compañías se quedaría con el lucrativo contrato del gobierno.

Cada una de las compañías produjo prototipos para ser sometidos a pruebas en tiempo récord. El ingeniero en jefe de Bantam, junto con un equipo de ejecutivos de Bantam, trabajó en un diseño, y la compañía fabricó su automóvil en 49 días.

El Vicepresidente de Ingeniería de Willys-Overland, Delmar G. Roos, diseñó el Willys Quad. Ford desarrolló su Modelo GP (para uso general), conocido como Pygmy (Pigmeo), el cual era accionado por un motor de tractor adaptado Ford/Ferguson. Cada compañía entregó su prototipo al Ejército el verano de 1940, y recibió la aprobación para la producción de 70 vehículos de muestra.

El Ejército recibió los vehículos en noviembre de 1940 en Camp Holabird, Maryland. Cada uno de los tres diseños excedía lo especificado en cuanto a la especificación de los 590kg (1,300 lbs.), pero poco después, el Ejército se dio cuenta de que ese límite era excesivamente bajo y lo elevó para la siguiente ronda de vehículos.

El Ejército asignó la siguiente ronda de contratos en marzo de 1941. Bantam se encargaría de producir 1,500 vehículos BRC Modelo 40, Ford 1,500 Pigmeos GP modificados y mejorados, y Willys 1,500 Quads. Nuevas pruebas y evaluaciones permitieron al Ejército decidirse por Willys como el principal fabricante.

Subsecuentemente, la mayoría de los Bantams y GPs Ford producidos fueron enviados a la Gran Bretaña y a Rusia, como parte de un programa de préstamo-alquiler. En la Gran Bretaña, el vehículo Ford fue popularmente conocido como el “Blitz Buggy” MA/MB Willys.

Con algunas modificaciones y mejoras, el Willys Quad se convirtió en el MA, y más tarde en el MB. Pero el Ejército, y el mundo, comenzaron a llamarle Jeep®.
Hay quien afirma que el nombre proviene de la pronunciación de las iniciales “GP,” la abreviatura empleada por el ejército para “General Purpose”.

También hay quien dice que el vehículo fue llamado así a raíz de un personaje popular llamado “Eugene the Jeep” en la serie animada de Popeye. Ya sea un origen o el otro, el nombre ingresó en el léxico de los estadounidenses y, por un tiempo, sirvió casi como un título genérico para cualquier vehículo todoterreno, a la vez que el Jeep se convertía en todo un ícono de la guerra.

El MA Willys contaba con una palanca de cambios en la columna de la dirección, dos grupos de instrumentos circulares en el tablero de mandos, y con un freno de mano del lado izquierdo. Willys tuvo que esforzarse para reducir el peso, y ajustarlo conforme a la especificación del Ejército de 980kg (2,160lbs.). Los componentes eliminados para que el MA pudiera dar el peso fueron reinstalados en los modelos MB de la siguiente generación, lo cual dio como resultado un peso final de aproximadamente 181kg (400 lbs.) por arriba de lo especificado.

Willys-Overland produciría más de 368,000 vehículos, y Ford, bajo licencia, unos 277,000, para el Ejército de los EE.UU. Este resistente y confiable vehículo de color verde apagado, sería reconocido para siempre por haber ayudado a ganar una guerra.

Willys registró el nombre de “Jeep” al término de la guerra y decidió convertir el vehículo en utilitario todoterreno para los granjeros; el Universal Jeep de uso civil. Uno de los eslóganes de Willys en esa época era “El sol nunca se pone para el poderoso”, y la compañía hizo todo lo necesario para que el mundo reconociera a Willys como la creadora del vehículo.

Setenta años después, se han producido más de 15 millones de vehículos Jeep para los clientes alrededor del mundo.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *