Kyoto Motors, nuevo concesionario de Mazda

Se abre oficialmente el primer concesionario de la marca Kyoto Motors – Mazda en Bogotá, ubicado en la Avenida Carrera 68 con calle 22, un sitio estratégico para el sector automotriz, donde Mazda anteriormente no tenía presencia. La vitrina consta de un área total de 1.600 mts2, de los cuales se compone de un área de 700 metros2 para el taller, una sala de ventas con una capacidad de exhibición de hasta 10 vehículos, un espacio para la parte administrativa y lo más importante, amplias y cómodas salas de espera para los clientes.

Kyoto Motors, cuenta con un equipo exclusivo para su funcionamiento y personal altamente capacitado para brindarle la mejor experiencia al usuario; con este proyecto se generan cerca de 50 empleos directos y 40 indirectos, distribuidos en los servicios de venta y posventa así como personal especializado para orientar a los usuarios en la adecuada conducción y disfrute de su nuevo vehículo Mazda. La Gerencia General está a cargo Rubén Baena, quien posee una amplia experiencia en el sector y asegura que: “Esta alianza nos permitirá dinamizar el mercado, fortalecer las operaciones y convertirnos en un fuerte competidor en esta categoría”. Manejando el área comercial está Fabio Acosta, el área de mercadeo Eliana Fernández y Posventa John Mejía.

La marca Mazda que actualmente vende aproximadamente 1500 carros al mes, con esta apertura, aspira ampliar su participación en la ciudad para estar cada vez más cerca de sus clientes. Así mismo, Kyoto Motors, busca ampliar la cobertura y fortalecer las necesidades del mercado al ofrecer vehículos novedosos y de gran desempeño. Los clientes en este punto de venta cuentan con una amplia gama de carros que van desde la línea innovadora de automóviles como el Mazda 2, pasando por la línea de camionetas Big Size SUV como la Cx9; hasta el modelo deportivo más vendido en el mundo el Mx5.

El diseño del concesionario conserva el estilo elegante y sobrio de la marca Mazda. El color negro y el plateado prevalece en la fachada bajo un diseño minimalista, sin embargo, el distintivo más llamativo de Kyoto Motors, es la experiencia sensorial, que se vive en el lugar, gracias una fragancia que se impregna en cada espacio; se trata del aroma de la Flor de Sakura, una planta insignia japonesa, que florece dos veces al año. El significado se asocia a la temporalidad, al carácter pasajero de la belleza y la vida, pero también con el ciclo de trasformación de la vida y el renacer.

De esta manera, Kyoto Motors y Mazda unen sus fuerzas para crear un espacio que les provee a los usuarios un ambiente moderno, dinámico y estético que van en línea con la filosofía de la marca.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *