Los 10 mandamientos de los vehículos en Semana Santa

Realice el alistamiento previaje con la suficiente anticipación. Consejos de Cesvi.

Con la llegada del receso de semana Santa, centenares de viajeros se proponen desplazarse en automóvil a diversos destinos turísticos. Por esta razón es importante tener en condiciones óptimas ya que de ello dependerá en gran medida mantener un viaje placentero y sin contratiempos.

Existen diferentes sistemas de seguridad activa y pasiva presentes en el vehículo, que se deben inspeccionar antes de emprender la marcha, sobre todo cuando se planea realizar un viaje por carretera.

Lo recomendable es realizar una inspección general a todos los elementos de seguridad del vehículo en un centro especializado para tal fin, una semana antes de emprender el viaje, lo cual permite comprobar el estado actual del vehículo y si se encuentra alguna anomalía tener el tiempo suficiente para realizar el correctivo necesario.

Antes de emprender un viaje se deben revisar los siguientes componentes en el vehículo, los cuales se convierten en el verdadero decálogo para los viajeros de Semana Santa:

Batería: cerciórese de que los bornes no se encuentren sulfatados o sucios, esto ayudará a un correcto contacto eléctrico. Si la unidad no es sellada se puede verificar visualmente el nivel del electrolito en cada uno de los vasos: este deberá estar por lo menos 1 centímetro encima de las celdas.

Frenos: revise el depósito del líquido de frenos. Su nivel siempre debe estar entre los límites indicados. De igual manera, verifique que no existan fugas en las mangueras y si el líquido lleva uno o más años de uso es conveniente reemplazarlo.

Alumbrado: confirme que las luces exteriores estén funcionando adecuadamente: al pisar el pedal del freno las luces traseras de los stops deben alumbrar, las direccionales –delanteras y traseras– deben iluminar de forma intermitente para el lado izquierdo y derecho, las farolas deben encender en posición de bajas y altas, y de acuerdo a la carga a transportar se deben ajustar para que no causen deslumbramiento a los vehículos que circulen en sentido opuesto.

Aceite: revise que durante el recorrido programado no se cumpla el límite máximo permitido para realizar el cambio de aceite estipulado por el fabricante en el manual del vehículo. De lo contrario es preferible cambiarlo antes de emprender el viaje; si está dentro de los parámetros normales compruebe que el nivel esté entre el máximo y mínimo que indica la varilla medidora.

Llantas: calibre la presión de las llantas delanteras y traseras según lo recomendado por el fabricante antes de emprender la marcha; así mismo, inspeccione que el labrado de la llanta esté por encima de los niveles máximos recomendados, revisando de forma visual los testigos que se encuentran en la parte interior de los surcos de la llanta. Las autoridades exigen al menos 1,6 milímetros de profundidad-

Limpiabrisas: durante la conducción la visibilidad del conductor debe ser óptima en todo momento. Por tal motivo, tanto los vidrios panorámicos como los laterales deben estar completamente limpios antes de emprender la marcha; de igual forma es importante revisar que el depósito de agua del limpiabrisas esté lleno y las plumillas estén en perfecto estado.

Espejos laterales: lo ideal es que el conductor ajuste de forma adecuada los espejos moviéndolos lo más afuera posible para ver el camino a ambos lados de la vía y sin visualizar las partes laterales del vehículo.

Carga: el equipaje debe ubicarse siempre en el portaequipaje, optimice al máximo el espacio y en caso de resultar insuficiente es recomendable utilizar un remolque. Nunca deje objetos sueltos dentro del habitáculo, ya que pueden causar heridas considerables en el evento de una colisión al salir expulsados sin ningún control.

Llave de repuesto: perder la llave del vehículo durante el viaje es un hecho bastante frecuente; por ello procure llevar siempre un duplicado y en lo posible entrégueselo a otra persona que viaje con usted, así evitará molestias e incomodidades.

Equipo de carretera: según la Ley 769 de 2002, Código Nacional de Tránsito, artículo 30, todo automovilista debe portar: 1. Un gato con capacidad para elevar el vehículo, 2. Una cruceta, 3. Dos señales de carretera en forma de triángulo en material reflectivo y provistas de soportes para ser colocadas en forma vertical o lámparas de señal de luz amarilla intermitentes o de destello, 4. Un botiquín de primeros auxilios, 5. Un extintor, 6. Dos tacos para bloquear el vehículo, 7. Caja de herramienta básica que como mínimo deberá contener: alicate, destornilladores, llave de expansión y llaves fijas, 8. Llanta de repuesto, 9. Linterna.

Por Cesvi Colombia

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *