Los molestos ruidis en el automóvil

En el taller pueden tener buen oído y experiencia, pero se necesitan equipos especializados.

El ajuste, esa apreciada característica de todo vehículo, sea nuevo o usado, es mucho más complicada de obtener de lo que se piensa.

Todo comienza, desde luego, por el ensamble del vehículo -que, por ejemplo, no le vayan a quedar soldaduras traslapadas-, por la selección de materiales y por el mismo diseño de sus piezas internas y externas.

Pero estas condiciones poco le importan al usuario del vehículo: es al taller reparador al que le toca atender las solicitudes de clientes, a veces energúmenos, que buscan un mejor y silencioso confort a bordo.

Si nos trasladamos a la etimología del latín rugítus, los ruidos son sonidos inarticulados que pueden resultar desagradables para el ser humano, incluso hasta llegar a ser perjudiciales para la salud.

En la fabricación de vehículos la mayoría de marcas, por no decir la totalidad, se esfuerza por ofrecer productos con calidad, seguridad, diseño y confort. Para este último, se considera de gran importancia en la fabricación de autos debido a que el vehículo es el medio de transporte de muchas personas y que en él se emprenden recorridos y demás actividades cotidianas.

En muchas ocasiones, sea por el uso, una colisión o el desgaste normal de algunos elementos de la carrocería y de piezas móviles o fijas, se presentan ruidos que se tornan molestos y estresantes para los usuarios del automóvil.

Tipos de ruidos

Ruidos aerodinámicos. Son los que se generan a partir del desplazamiento del vehículo por medio de un flujo del aire. La fuerza que ejerce el aire sobre la carrocería genera una oposición de avance a ésta. Por esta razón se pueden presentar diversos ruidos, los cuales se pueden identificar teniendo en cuenta a cuál velocidad se presentan, la ubicación del ruido y si se escucha en la zona interior o exterior del vehículo.

Para solucionarlos, una vez identificado el ruido y su ubicación, se realiza una inspección visual en la parte baja del vehículo, verificando la fijación de elementos como deflectores plásticos, protectores, guardafangos y revisando los elementos de la carrocería que presenten aristas pronunciadas como puertas, parales, ventanas y entradas de aire.

Ruidos estructurales. Son ocasionados por la torsión de la carrocería durante el trayecto. En algunos casos, estos ruidos se presentan de manera continua o en algunos casos en terrenos irregulares. La plena identificación del ruido en terrenos irregulares permitirá dar un concepto técnico de que existen inconvenientes en la estructura, sea por algún elemento soldado que presente falla o por las condiciones a las cuales se usa el chasís en cuanto a cargas y esfuerzos.

Ruidos por conformidad. Se provocan por la fricción, golpeteo o por vibraciones de piezas móviles o fijas del vehículo. Esto permite dar a conocer el estado de algunos componentes o piezas que presentan desgastes generando exceso de vibraciones. Generalmente este tipo de ruidos es continuo.

Oído fino

Para la identificación de ruidos estructurales y por vibraciones existen equipos especializados los cuales permiten reconocer la ubicación de ruido de la carrocería.

Por ejemplo, está el clásico estetoscopio -solo que electrónico-, una herramienta que ayuda al diagnóstico de fallas, partiendo del hecho de que cuando algunas de éstas se presentan produce normalmente un sonido característico.

Esta herramienta está diseñada para escuchar las fallas mientras se hace una prueba de ruta y permite escuchar los ruidos que se producen en el chasís, en el compartimiento motor o cualquier parte del vehículo.

Lo anterior es posible gracias a que este equipo cuenta con una serie de transmisores inalámbricos, micrófonos y audífonos que, al ubicarse estratégicamente donde se cree es la fuente del ruido, se puede escuchar desde el habitáculo el sonido en un receptor que amplifica la señal sonora.

Pruebas de equipo

Recientemente, Cesvi Colombia tuvo algunos equipos especializados en la detección de ruidos de automóviles. Luego de las respectivas pruebas, se llegó a las siguientes conclusiones:

• Teniendo en cuenta las características técnicas del equipo, las recomendaciones del fabricante y las pruebas realizadas, los equipos resultan de gran utilidad como herramienta de diagnóstico en el área de electromecánica y carrocería, dadas su gran versatilidad, las conexiones inalámbricas y su fácil manejo que permiten que sean usados casi en cualquier parte del vehículo.

• El uso del equipo se extiende no sólo a daños ocasionados por el desgaste normal del vehículo, sino también por eventos externos como una colisión.

• Es importante revisar el estado de las baterías, pues la estática o ruido captados por el equipo cuando están agotadas, impiden distinguir con claridad los sonidos buscados.

Por Cesvi Colombia

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *