Lubricante, una inversion importante

Productos que ayuden a la reducción en el consumo es más que relevante.

Largas distancias, caminos difíciles o cambios extremos de temperaturas, son algunas de las condiciones a las que los vehículos de carga pesada se ven expuestos día a día y es evidente que ante estas circunstancias es necesario contar con soluciones adicionales que contribuyan no solo al mantenimiento, sino al ahorro de combustible de los camiones, ya que después de todo, si estos funcionan sin problema, así lo hará su negocio.

En el mercado actual existen lubricantes sintéticos y semisintéticos para motores de servicio pesado como Shell Rimula R6 y R5 E, respectivamente, los cuales adicional a proteger y alargar la vida del motor, tienen como valor agregado que contribuyen a reducir el consumo de combustible, algo que es novedoso en esta clase de productos.

Adicionalmente, Shell es consciente que los intervalos de cambio de lubricantes tienen un gran impacto en los costos de mantenimiento de una flota. Es por eso que en su portafolio Rimula utiliza una serie de aditivos que minimizan los depósitos y neutralizan los ácidos corrosivos, los cuales permiten extender los periodos de cambio del lubricante.

Igualmente, los productos Rimula están diseñados para proteger el motor en tres áreas fundamentales:

1. Control de ácidos: Protección contra la corrosión de los ácidos que se forman a medida que se quema el combustible.

2. Control de depósitos: Limpieza del motor para un rendimiento óptimo y una vida prolongada.

3. Control de desgaste: Las superficies metálicas móviles del motor se mantienen separadas para una vida prolongada del motor.

Shell ha logrado desarrollar este tipo de productos que ayudan a satisfacer las necesidades de los consumidores, gracias a investigaciones acerca de la lubricación, a los millones de kilómetros en pruebas llevadas a cabo anualmente y a los científicos de nivel mundial que trabajan en el campo, en el laboratorio y en colaboración con los principales fabricantes de equipos y organismos de la industria.

 

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *