MS2 Racing regresa a Colombia con nuevas fuerzas

El Dakar 2018 fue una aventura de 14 días donde competidores de 54 nacionalidades le pusieron el color y la adrenalina al desierto del Perú, las montañas de Bolivia y el intenso calor de Argentina.

El equipo MS2 Racing, conformado por Mauricio Salazar Velásquez y Mauricio Salazar Sierra estuvo presente en este duro Dakar, quienes por fallas en su auto tuvieron que retirarse en la etapa 13 donde ocupaban el puesto 41 en la clasificación general. Los manizalitas se la jugaron toda y con lágrimas en los ojos se despidieron esta vez de la ilusión de tocar el podio como lo habían hecho en su primera participación en el 2016.

El cansancio y los días sin dormir les comenzaron a pasar factura junto con los múltiples daños en su camioneta, entender los riesgos que tenían los llevó a decidir no continuar más y saber decir no. De ahí solo quedan muchas enseñanzas tal como lo cuentan los Salazar tras su regreso a casa.

El equipo continuará preparándose para otras competencias, aún sin tener claridad de cuál será la próxima pues es muy pronto para definirlo, además se evaluará el estado del vehículo y las posibilidades de repararlo. Por el momento lo único que tienen claro es que para este 2018 seguirá el proyecto de la sede para la Fundación Alejandra Vélez Mejía en la ciudad de Manizales, este sueño no se acabó con el Dakar, por el contrario florece cada día y los motiva a no rendirse, pues aún sin llegar a la meta ya son unos campeones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *