Mustang, 49 años

Ford Mustang, 49 años de alta revolución.

Sólo en casos como el del Mustang, se puede afirmar literalmente que el tiempo vuela, o mejor, que va a todo galope. Parece que fue ayer cuando el ingeniero Lee Iaccoca y el diseñador Donald Frey, unieron sus talentos para sorprender al mundo con un auto deportivo muy distinto a lo ofrecido por la industria norteamericana de los años 50, apostándole a un modelo esbelto de proporciones compactas y clara influencia europea, con más picante y mejor rendimiento bajo el capó.

El 17 de abril de 1964, hace ya 49 años, el sueño de Iaccoca y Frey cobró vida en el marco de la Feria Mundial de New York, en forma de un vehículo deportivo de bajo perfil, capó largo y corto baúl, que prometía emoción y estilo a un precio muy razonable. El nombre Mustang, con tanta fuerza como el vehículo mismo, se adoptó en homenaje a la resistencia y fortaleza del caballo salvaje norteamericano -llamado ‘mesteño’ en su madre patria española-, y así mismo, al avión de combate P-51 Mustang, crucial en la victoria aliada de la Segunda Guerra Mundial. Curiosamente, en clara demostración de su espíritu rebelde, el caballo salvaje de su logotipo galopa de derecha a izquierda, en sentido contrario a como lo hacen los equinos en las competencias ecuestres.

Con el primer Mustang y su motor de 2.8L y 6 cilindros en línea, que producía 101HP, había iniciado la era de los autos más compactos que gustaban tanto a los entusiastas de la velocidad como a los que sólo necesitaban desplazarse a su trabajo, y cuyo manejo era tan fácil que “hasta una secretaria podría hacerlo a diario”, según replicaba la publicidad de la época.

Desde entonces y hasta hoy han corrido por las autopistas del mundo ríos de adrenalina y 5 generaciones del mítico automóvil con distintas variantes, incluidas las versiones hormonadas del maestro Carroll Shelby, transformando la vida de miles de personas e influenciando definitivamente en la industria y la cultura mundiales, al punto de convertirse en uno de los protagonistas favoritos de Hollywood, en musa de inspiración para músicos y artistas, y en referencia obligada para los desarrolladores de video juegos y diseñadores de juguetes.

Gracias a Ford Motor Colombia, el Mustang ahora rasga el asfalto en esta esquina del continente suramericano, prolongando por miles de kilómetros más su leyenda viva de la mano del GT Premium 2013, la versión con motor V8 de 5.0L, 420HP y caja SelectShift de 6 marchas que con su poder, estilo y rugido inconfundibles enloquece a los fans colombianos.

La ‘leyenda viva’ Mustang está más viva que nunca, y ad portas de cumplir sus primeros 49 años en el mundo el próximo 17 de abril, en Colombia el Mustang GTPremium sigue seduciendo al público por cuenta de su inconfundible estilo rebelde, que aunque mantiene intacta su genética, da forma a un deportivo de ensueño que supera los deseos y expectativas de los consumidores modernos.

Su frontal es imponente, con grupos ópticos de xenón y un perfil fuerte, limpio y fluido que se replica magistralmente en toda la carrocería, abarcando el capó de aluminio, el techo de cristal (Glass Roof) y la zaga, donde sus stops tipo LED ‘Signature Ligthing’ parpadean secuencialmente, haciéndolo inconfundible hasta en la oscuridad. Como todo un verdadero deportivo, su ‘splitter’ o difusor bajo la nariz, le brinda un mayor empuje aerodinámico hacia el piso acentuando la maniobrabilidad.

Última generación

Bajo la piel del Mustang GT Premium se encuentra el máximo arsenal tecnológico y de ingeniería con el que cuenta la automotriz para este modelo, encabezado por un poderoso motor 5.0L de 420HP, acoplado a una caja seudo-manual de 6 marchas que se puede operar de forma automática en la posición ‘Drive’, y si se quiere un comportamiento más explosivo, en la posición ‘Sport’ se obtienen más ímpetus del motor y la adrenalina puede fluir con mayor intensidad. Y si lo que se busca es un control total, la caja cuenta con opción ‘Select-Shift’ que mediante un botón en la perilla de la palanca permite aumentar o rebajar las marchas obteniendo una respuesta inmediata, acompañada del exquisito ‘rugido’ del motor, patentado por la marca.

Entre sus ‘juguetes’ más impresionantes, cuenta con el sistema ‘Apps Track’ que permite medir el desempeño deportivo del auto en función del tiempo y la aceleración; tiene dirección eléctrica EPAS graduable en tres niveles de intensidad (Standard, Comfort o Sport); incorpora unimpresionante sistema de audio Shaker Pro de 550W con 6 bocinas y 3 subwoofers; incluye una gran pantalla sensible al tacto donde se localizan los controles de la climatización bizona, del teléfono, de los reproductores de música digitales que se conecten en la entrada auxiliar o en el puerto USB, y allí mismo se pueden reproducir películas en DVD, y se proyecta la imagen de la cámara de reversa.

Por supuesto, no podía faltar en el Mustang GT Premium el sistema de conectividad SYNC por comandos de voz, desarrollado para Ford por Microsoft, para operar el celular y los reproductores digitales de música con sencillas órdenes verbales. Y por si fuera poco, tambiénse puede escoger el color de la iluminación de los instrumentos entre siete colores básicos de fondo (azul hielo, blanco, verde, violeta, azul, naranja y rojo) y siete colores de la aurelola que los envuelve, logrando además un gran número de combinaciones personalizadas (hasta 125). El color de la luz ambiental del vehículo también se puede variar en cinco tonalidades, y como un detalle de exclusividad, el logo del caballo se proyecta al piso desde los espejos laterales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *