Pirelli definió los compuestos para GP de Mónaco

P Zero Yellow y P Zero Red Supersoft, a la pista.

Como fue el caso de los dos años anteriores, las llanta P Zero Yellow soft y P Zero Red supersoft han sido nominadas para el Grand Prix de Mónaco: las dos llantas más blandas en el rango de Pirelli. Mónaco es el circuito más lento y retorcido del calendario, donde es difícil adelantar, así que esto hace que el rápido calentamiento y los altos niveles de agarre mecánico son esenciales. Sin embargo, desgaste y degradación son también los más bajos del año: lo que significa que debe haber un máximo de dos entradas a pits por carro. A diferencia de los otros Grand Prix, las prácticas libres tendrán lugar el jueves en vez del viernes, lo que tiene un consecuente efecto en la evolución de la pista – ya que la pista continúa abierta al tráfico normal en algunos puntos durante el fin de semana de Grand Prix. En el pasado también ha llovido en Mónaco, lo que significa que la Cinturato Green Intermediate y la Cinturato Blue wet también pueden entrar en juego.

Paul Hembery: “En Mónaco podríamos esperar un promedio de dos entradas a pits por carro, debido a un completo contraste con la última carrera en Barcelona, Mónaco tiene un bajo desgaste y degradación de la llanta. Esto no hace que la carrera sea menos estratégica sin embargo, en el pasado hemos visto pilotos intentando estrategias completamente diferentes e incluso un final muy cercano entre los pilotos. La última carrera en España fue ganada desde abajo más en la grilla como nunca había sucedido, así que será interesante ver si este patrón puede repetirse en Mónaco: una pista que es conocida por ser difícil de sobrepasar. Debido a esto, la estrategia será mucho más importante que lo usual, con los equipos intentando tácticas para mejorar sus posiciones de inicio.”

Jean Alesi: “Mónaco es un circuito que absolutamente he amado: creo que he estado en el podio tres veces, establecido dos vueltas más rápidas, y en mi primera carrera acá terminé segundo, detrás de Ayrton Senna. Mi primera prueba del circuito de Mónaco fue realmente con Pirelli, cuando estaba conduciendo para Tyrrel en 1990 y teníamos llantas de clasificación. Conducir con ellas fue muy divertido y todo el lugar es simplemente mágico. Cuando usted sale en una vuelta de clasificación la multitud simplemente erupciona… Clasificar lo más alto en la grilla que se pueda es importante, pero tal vez no tan importante como antes. Hemos visto muchas veces este año que la carrera es mucho más importante, y con una buena estrategia usted puede superar una posición en la grilla que no se atan buena. Así que incluso, si la clasificación no es perfecta aún hay una oportunidad de hacer algo especial y esa es una gran ventaja que Pirelli trajo a la Fórmula Uno. El desgaste y la degradación de la llanta es baja en Mónaco pero aun es algo en lo que hay que pensar porque el circuito gana masivamente agarre durante el transcurso del fin de semana: tal vez más que en cualquier otro lugar en todo el año. Uno siempre usa las llantas soft en Mónaco así que uno puede presionar fuerte, lo que es una gran sensación.”

El circuito desde el punto de vista de la llanta:

Hasta ahora, no ha habido ningún periodo de Safety Car durante la temporada 2013. Los estrechos confines de Mónaco, con su interminable Armco y muy pocos run-off significa que es estadísticamente probable que cambie. Junto con Singapur, Corea y Canadá, Mónaco tiene unas de las posibilidades más altas de desarrollo de safety car en todo el año, cerca de un 80%. Esto claramente tiene un profundo efecto en la estrategia de carrera.

 

Los 10 primeros finalistas del año pasado emplearon una estrategia de una entrada a pits, parando cerca de la vuelta 30. Todos menos dos comenzaron con llantas supersoft y luego cambiaron a soft.

La pista del Grand Prix de Montecarlo tiene un número récord de “menos” – así como es la pista más lenta del año, la superficie también es la menos abrasiva en toda la temporada.

Notas técnicas de las llantas:

Mónaco es particularmente fuerte en los frenos. Esto transmite calor a las llantas, lo que se suma al estrés puesto en la estructura. Entrando a Sainte Devote, por ejemplo, los carros los carros rozan los 160 km/h en solo 100 metros. Las llantas también tienen fuertes demandas puestas en ellas en el complejo de la piscina, donde tocan los bordes a más de 200 km/h y experimentan fuerzas laterales de 3.65g.

El piloto hace más de 130 importantes entradas de dirección durante cada vuelta en el Grand Prix de Mónaco, cambiando de dirección en un promedio de 50 veces. Todas estas acciones trabajan las llantas extremadamente fuerte.

La horquilla Lowes es la curva más lenta de la temporada, tomada a tan solo 47 km/h. debido a la baja velocidad acá no hay fuerza aerodinámica trabajando hacia abajo, así que todo el bloqueo de la dirección significa que la llanta delantera derecha está haciendo todo el trabajo cuando se trata del cambio de dirección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *