Pirelli, en Monza con Diablo Superbike

La llantera lista para calzar las Superbike.

La marca de la P larga está lista para correr en su pista de casa con las nuevas llantas Diablo Superbike para la más alta categoría y con las Diablo Supercorsa SC para las categorías Supersport, Superstock 1000 y Superstock 600.

En particular, para la categoría Superbike, dadas las particularidades de la pista de Brianza y el poder que alcanzan los motores modernos, Pirelli está llevando las soluciones de llantas estándar para atrás que adoptaron medidas particulares como un refuerzo de la mezcla en la sección central capaz de prevenir problemas como la abrasión, típica de pistas muy rápidas como Monza que pone a las llantas en una dura prueba.

Si las condiciones climáticas son particularmente inestables como el año pasado, los pilotos tendrán otra arma en su arsenal este año, la nueva llanta intermedia diseñada por Pirelli, la Diablo Wet.

La Diablo Wet fue diseñada y hecha precisamente para el propósito de ser usada en casos donde la carrera comienza en húmedo que luego se seca y vece versa o, como es típico en la pista de Monza, cuando partes de la pista están completamente mojadas debido a precipitaciones mientras que otras están casi secas debido a los árboles.

También con la introducción este año de la regla “Flat to Flag”, incluso en condiciones climáticas adversas la carrera no será suspendida, pero los pilotos podrán hacer una entrada a pits para cambiar llantas. Sin embargo, esto les causaría pérdida de mucho tiempo hacer el cambio. Precisamente por esta razón, si estas son las condiciones de la carrera, la nueva intermediate puede probar ser invaluable para la estrategia de carrera y evitar cualquier entrada a pits que de otra forma sería inevitable.

El “Autódromo Nazionale di Monza” tiene 5793 metros de largo, tiene 5 curvas hacia la izquierda y 8 a la derecha. Hay cuatro rectas largas donde las motos pueden exceder los 330 km/h. Es por esto que los entusiastas la conocen como el “templo de la velocidad”. Es una de las carreras permanentes más antiguas en el mundo, junto con Spa-Francorchamps, Indianapolis, Montlhéry y Brooklands. De hecho, el Automóvil Club de Milán decidió iniciar su construcción en enero de 1922 en conmemoración de los veinticinco años de fundación.

Monza desde el punto de vista de la llanta:

La longitud de las rectas, las altas velocidades sostenidas y la violencia de las zonas de frenado ponen mucho estrés sobre la parte central de la llanta con demandas que ninguna otra pista tiene. El circuito de Monza, prácticamente el único de su especie en el mundo, es extremadamente exigente en el centro de la sección de llantas debido a las largas rectas y secciones de frenado abruptas. Básicamente, la energía termal desarrollada en un ángulo de inclinación cero tanto en aceleración y frenado es 5 veces mejor que el desarrollado en Assen.

Luego hay una demanda térmica en el hombro derecho que, especialmente en la curva Biassono, permanece en inclinación por mucho tiempo en aceleración, alcanzando valores de energía termal en el hombro que comienza a acercarse a los niveles de Phillip Island. El pico máximo en el hombro derecho llega a 160 grados en la curva Biassono y saliendo de la parabólica. La temperatura de los neumáticos está por encima de los 100 grados por seis segundos en Biassono y por 8 segundos en la parabólica. A medida que las motos se acercan a la sección Ascari, que tiene dos curvas a la izquierda con chicanas, el hombro izquierdo de la llanta en condiciones de temperaturas muy bajas.

En el tramo de aceleración de arranque el ritmo de la moto queda abierto por 1.2 kilómetros que dura 18 segundos, elevándose por encima de 300 kilómetros por cerca de 350 metros que corresponden a más de 4 segundos. A 250 metros de la primera curva los pilotos se inclinan fuerte en los frenos para maniobrar a través de chicana derecha/izquierda, la velocidad cae a una velocidad de 250 km/h y los frenos permanecen por 300 metros que duran 7 segundos, con un estrés térmico en la llanta 5 veces más grande que en otro circuito.

Luego, después de la primera sección encontramos la curva Biassono, una curva larga hacia la derecha con una amplio radio de cerca de 300 metros donde la llanta permanece en una ángulo de inclinación de 50 grados por 400 metros que dura 7 segundos a una velocidad de 230 km/h, estresando térmicamente el hombro derecho que alcanza más de 100 grados por 6 segundos. Tocando picos de 160 grados, una energía significativa que solo es excedida en la última curva en Phillip Island.

Luego de la segunda curva Lesmo, la temperatura en el hombro derecho es 70 grados más alta que la izquierda. En la Curva del Serraglio, la estructura especial de la llanta Pirelli rápidamente hace la diferencia, entrando en la curva Ascari con una diferencia de solo 15 grados. Acá, sin caer más abajo de 100 km/h, la llanta alcanza ángulos de cerca de 55 grados en el lado izquierdo, luego moviéndose a 55 grados en el otro lado con una caída en el ángulo de la inclinación que alcanza hasta los 100 grados por segundo. El balance de los dos lados ayuda a la salida de la última curva, para impulsarse hacia la zona parabólica de frenado donde la temperatura del hombro de la llanta derecha permanecerá por encima de 100 grados por 8 segundos.

Monza desde un punto de vista técnico:

“para Pirelli la ronda en Monza siempre es considerada como una ronda en casa debido a que nuestra sede principal está a pocos kilómetros de la pista de carrera” dijo el director de Pirelli Moto Racing Giorgio Barbier. “Por ahora es bien conocido que esta pista, junto con el circuito de Australia, es de lejos la más exigente con las llantas debido a las altas velocidades sostenidas y la violencia en las secciones de frenado. Estas son características que estresan la parte central de la sección de llantas en una forma que ninguna de las otras pistas en el Worlde Superbike Championship hace. Básicamente, la energía termal desarrollada en un ángulo de inclinación cero tanto en aceleración como en frenado es casi 5 veces más fuerte que el desarrollado en Assen. Incluso, la demanda térmica en el hombro derecho donde, especialmente en la curva Biassono, la llanta permanece en una inclinación por mucho tiempo en aceleración, alcanzando valores de energía térmica en el hombro que se acercan a los niveles récord de Phillip Island. Estos temas son más complicados por problemas en términos de clima impredecible que nos da una prueba que los problemas del año pasado pueden crear, aunque este año estamos confiados que podemos lidiar incluso con las peores condiciones de pista gracias al nuevo diseño intermediate.

En años pasados, específicamente para manejar los temas críticos que acabo de mencionar, siempre hemos desarrollado una llanta de 16.5 pulgadas que tenía características no solo de una mezcla más resistente en la sección central, sino un perfil de mayor tamaño. Este año el mayor reto fue crear soluciones similares pero mejoradas comparadas con sus predecesoras, permaneciendo en los tamaños de 17 pulgadas.”

Soluciones Pirelli para las categorías Superbike y Supersport:

La marca de la P larga llevará un total de 4895 llantas a Monza con el fin de satisfacer las necesidades de las cuatro categorías en el eni FIM World Superbike Championship y la European Junior Cup.

Las categorías menores Superstock 1000 FIM Cup y Superstock 600 UEM European Championship tendrán las llantas diablo Supercorsa disponibles para ellos, como lo han hecho durante todo el campeonato, solo en las soluciones estándar: específicamente, en la categoría 600 los pilotos corren en un compuesto SC1 con 120/70 adelante y SC2 con 180/60 atrás, los pilotos 1000 usan el compuesto SC2 en las dos categorías, 120/70 adelante también pero 200/55 atrás. Para las categorías Superbike y Supersport, dado la naturaleza única y peculiar de la pista de Brianza, Pirelli ha decidido enfocarse particularmente en soluciones de desarrollo que usan compuestos estándar.

Cada piloto de Superbike tendrá 37 llantas delanteras y 36 traseras para elegir, mientras que los pilotos de Supersport tendrán 25 adelante y 27 atrás.

Para la categoría Superbike Pirelli ofrece 4 soluciones secas para adelante y 3 para atrás. Están unidas, como siempre, por el clasificador trasero que los pilotos podrán usar en las tres sesiones de Superpole el sábado y las soluciones intermedias (3 disponibles tanto para adelante como atrás) así como soluciones wet (7 tanto para adelante como atrás). Adelante habrá una solución SC12 y tres soluciones SC2. La SC1 estándar y SC2 slicks (respectivamente la R426 y R982), que ya fueron usadas en las tres primeras rondas de la temporada actual, están unidas por dos soluciones que Pirelli ha traído únicamente a Phillip Island: la R1220 que se ve como una SC2 más robusta y más protegida comparada con la estándar y la R753 que es incluso más robusta que la R1220, con la ventaja de más resistencia al desgaste.

Para atrás hay tres soluciones planeadas que consideramos sean soluciones desarrolladas, aunque mantienen los compuestos de llantas estándar, integran medidas particulares con el fin de manejar los problemas creados por la pista italiana , solo una de las cuales es un compuesto reforzado en la porción central de la llanta. Por primera vez en la temporada 2013 habrá una solución SC0 (S515). La más blanda disponible, que deberá ser usada en altas temperaturas. Esta llanta es básicamente como la SC0 estándar que tiene el mismo compuesto, pero tiene una tira central reforzada que puede proporcionar protección contra la abrasión que es una posibilidad muy común en Monza. La SC0 está unida por dos soluciones SC1 en compuesto de mediana dureza, la S513 que difiere de la versión estándar solo con una sección central reforzada, fue específicamente diseñada con una estructura interna diferente y materiales con el fin de mantener las temperaturas operativas particularmente bajas. La particularidad de reforzar la tira central adoptada para las soluciones de carreras traseras también serán usadas en las llantas de clasificación disponibles para los pilotos de las sesiones del Superpole del sábado. Estas llantas tienen cuatro líneas rosadas en lugar de las usuales amarillas en honor al Día de las Madres que se celebra en muchos países el domingo de carrera, 12 de mayo.

Para el Supersport, adelante los pilotos podrán elegir entre dos soluciones estándar, la SC1 soft (P1177) y la SC2 medium (R1031), ya usadas y llevadas a todas las carreras hasta ahora en 2013.

Atrás los pilotos podrán elegir entre una nueva solución en soft SC0 (S510) que debería ser usada si las temperaturas fueran más altas y dos compuestos medium SC1: la estándar R303 y la solución R1134 que solo ha sido llevada a Phillip Island.

Estadísticas 2012 en Monza:

– Número total de llantas llevadas por Pirelli: 5086

– Número de soluciones (dry, intermediate, wet y clasificación solo atrás) para categoría Superbike: 5 adelante y 7 atrás

– Número de soluciones (dry, intermediate y wet) para categoría Supersport: 4 adelante y 5 atrás

– Número de llantas disponibles para cada piloto de Superbike: 34 adelante y 39 atrás.

– Número de llantas disponibles para cada piloto de Supersport: 24 adelante y 28 atrás.

– Superbike Best Lap Awards ganado por Tom Sykes (Kawasaki Racing Team) en 1'44.707 (Carrera 2, 7ma vuelta)

– Supersport Best Lap Awards ganado por Sam Lowes (Bogdanka PTR Honda) en 2’00.653 (16 vuelta)

– Temperatura en Carrera 1: No corrida

– Temperatura en Carrera 2: Aire 20 grados, asfalto 25 grados centígrados

– Máxima velocidad alcanzada por llantas Pirelli: 329,1 km/h, Chaz Davies (ParkinGOMTC Racing) en Carrera 2 en la 8va vuelta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *