Por amor a mamá, maneje con prevención este fin de semana.

La prudencia y la responsabilidad en la conducción, bases para un desplazamiento tranquilo.

Miles de personas viajan por carreteras el próximo puente festivo a visitar a sus seres queridos y, en especial, a sus respectivas madres. No en vano hay que aprovechar el fin de semana para expresarle el cariño a quien nos dio la vida.

Para hacer del viaje una actividad gratificante y segura para todos los ocupantes del vehículo, es importante, no solamente el comportamiento de quien va al volante en carretera, sino también su preparación previa y la del auto.

Seguir un protocolo básico de seguridad garantiza tranquilidad y evita accidentes, ya sea por imprudencia o por fallas mecánicas.

A continuación, relacionamos una serie de recomendaciones que se deben tener en cuenta antes de iniciar su viaje y, luego, durante el recorrido.

Recomendaciones previas a la conducción

Antes de iniciar el viaje, es necesario cerciorarse de que tanto el vehículo, como el conductor y la vía estén en buenas condiciones. Veamos cómo hacerlo.

El vehículo. Es indispensable llevarlo a un taller para una revisión completa de funcionamiento, con el fin de prevenir algún desperfecto en carretera. Lo ideal es hacerlo con antelación para que el taller tenga tiempo de hacer los ajustes necesarios. La revisión previa a un viaje debe cobijar el sistema de refrigeración, los frenos, la dirección y la suspensión. De igual manera se debe verificar el estado de las luces y el de las llantas.

El taller se encarga de garantizar que el vehículo funcione bien, pero recuerde que es responsabilidad del conductor verificar que cuenta con el equipo de prevención y seguridad vial (equipo de carretera). Cerciórese de llevar consigo un botiquín de primeros auxilios completo y sin medicamentos vencidos; el extintor cuya vida útil no debe haber expirado; tacos para bloquear el vehículo y señales de carretera; la caja de herramienta básica que como mínimo debe contener alicate, destornilladores, llave de expansión y llaves fijas; la llanta de repuesto, en buen estado y bien calibrada; y una linterna (¡que funcione!).

Para transitar por las vías del país y evitarse comparendos o no tener cobertura de un seguro en el caso de un accidente, revise siempre que cuenta con los documentos completos, a saber: licencia de tránsito (es decir la tarjeta de propiedad), licencia de conducción, revisión técnico-mecánica (si ya se cumplió el plazo para el vehículo), y muy importante, el SOAT. Revise no sólo que lleva los documentos físicos, sino también que no estén vencidos.

El conductor. Quien va al volante es responsable de su vida y la de sus acompañantes y, además, debe interactuar con el vehículo, las condiciones de la vía, los demás automotores y los peatones. Así que es mejor no tomar tan a la ligera el papel de conductor y prepararse de forma adecuada.

Si va a conducir no consuma bebidas alcohólicas o sustancias sicoactivas y no emprenda un viaje si está enguayabado. Asegúrese de haber tenido un sueño reparador, de estar descansado y de vestir ropa y zapatos cómodos.

Antes de salir hacia su destino, verifique los niveles de líquidos (frenos, agua o refrigerante, líquido del limpiaparabrisas, aceite del motor) con el fin de evitar cualquier contratiempo mientras conduce. De igual forma inspeccione las llantas (estado y presión de inflado).

Cerciórese de que sus compañeros de viaje abrochen sus cinturones y que los niños ocupen sus sillas especiales.

La vía. Accidentes, derrumbes, problemas de orden público o cualquier imprevisto en la carretera pueden alargar su viaje o impedirle llegar a su destino. Para minimizar la probabilidad de sorpresas, infórmese sobre el estado de la vía antes de salir. Lleve siempre los teléfonos de contacto de su compañía de seguros, líneas de asistencia y policía. Planifique adecuadamente sus recorridos y rutas, salga con tiempo y, además, tenga a mano un mapa en donde pueda identificar estaciones de servicio, peajes, rutas alternas, etc.

Recomendaciones durante el viaje

Prepararse, no es suficiente. No baje la guardia una vez emprenda el viaje. Por ejemplo, respecto del vehículo, mientras conduzca, esté pendiente de los testigos del tablero de instrumentos.

En caso de sufrir una avería, sitúese en la parte más alejada de la calzada, salga del vehículo con cuidado, ubique los triángulos de peligro y evalúe la situación con mucha precaución. Si es de noche, emplee un chaleco reflectivo.

Si revienta un neumático, no intente frenar; suelte el acelerador y sujete firmemente el volante para tratar de mantener el vehículo en la ruta. Evite cualquier maniobra brusca, más, si el pavimento es resbaladizo.

El conductor. Respete las normas de tránsito y adecue la velocidad a las circunstancias de la vía y a la normatividad. Mantenga en todo momento la distancia de seguridad. Circule siempre por la derecha, excepto para adelantar, volviendo lo antes posible a este carril. No realice maniobras peligrosas: eso incluye conducir en zig zag, adelantar por la derecha, etc.

No conduzca por periodos de tiempo muy largos; lo recomendable es descansar cada dos horas o 200 kilómetros como mucho. El cansancio es uno de los factores de riesgo más importantes en este tipo de desplazamientos.

La vía. No adelante en curva, en doble línea amarilla continua, en túnel o en paso a nivel. Si está lloviendo, debe conducir con mucha precaución o si es el caso detener el vehículo. En las travesías de núcleos urbanos, extreme su atención ante la presencia de niños, peatones y ciclomotores y recuerde la velocidad máxima para circular por ellas.

Aunque la medida de las luces encendidas en el día por las carreteras nacionales no es obligatoria, es importante que los viajeros tomen conciencia de la importancia de este recurso para que los conductores de los otros autos en la distancia obtengan un contacto visual más rápido con otro vehículo.

Recuerde que en sus manos está su seguridad y la de sus compañeros de viaje. Siga las recomendaciones anteriores, relájese y ¡feliz viaje!

Por Cesvi Colombia como fuente de información.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *