Premio a la innovación para llantera Goodyear

La tecnología AMT mantiene una presión óptima de forma automática.

La revista Popular Mechanics1 recientemente otorgó el premio Innovación del 2012 (2012 Breakthrough Award) a la tecnología AMT (Tecnología de Mantenimiento de Aire) de Goodyear en su primera etapa de desarrollo. Una pequeña bomba de aire contenida dentro del neumático que regula y mantiene una presión óptima automáticamente sin compresores externos, dispositivos electrónicos o intervención del conductor haciendo que revisión manual de la presión de los neumáticos se convierta en una misión superada.

Esta innovación de la marca de llantas fue desarrollada por la empresa The Goodyear Tire & Rubber Company, líder en el desarrollo de nuevas tecnologías para llantas y que cuenta con dos centros de investigación ubicados en las ciudades de Akron, Ohio (USA) y Colmar-Berg (Luxemburgo).

“Recibir este reconocimiento después de varios años de investigación y desarrollo de nuestros ingenieros, así como del interés de la compañía por ofrecer productos de impacto para el mercado automotriz, reafirma el compromiso de Goodyear por estar a la vanguardia en soluciones que contribuyan al medio ambiente y mejoren la calidad de vida de nuestros compradores”, expresó Juan R. Zamarriego, Coordinador de Mercadeo para la linea Consumer de Goodyear en Colombia.

¿Pero cómo funciona la tecnología AMT?

1. Un regulador interno identifica cuando la presión de la llanta cae por debajo de la presión de aire especificada, el regulador se abre permitiendo que ingrese aire al tubo de bombeo.

2. Mientras la llanta está en movimiento. La deformación de la llanta presiona el aire dentro del tubo hacia la válvula de entrada.

3. El aire ingresa a la cavidad en la medida exacta, optimizando de esta manera la presión del neumático.

Esta innovación puede implicar, a futuro, que la tarea de revisión de la presión de aire en los neumáticos se convierta en una misión totalmente superada, brindando al conductor un ahorro en el consumo de combustible y una reducción de las emisiones de CO2, así como una mejora en los niveles de seguridad del vehículo.

Conducir un vehículo con los neumáticos a baja presión no solo aumenta el consumo de combustible, también genera un desgaste irregular en las llantas reduciendo en un alto porcentaje su vida útil; es por esto que distintas oficinas gubernamentales, como el Departamento de Energía de Estados Unidos y el gobierno de la Unión Europea, reconocieron la importancia de la tecnología AMT que Goodyear ha desarrollado. Este proceso de innovación se encuentra en su primera fase, por lo que aún no se ha concretado la presentación comercial de esta innovación.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *