Propuesta de FCA para fusionarse con Grupo Renault

Fiat Chrysler Automobiles N.V. entregó hoy una carta no vinculante a directivos del Grupo Renault en la que propone una combinación de sus respectivos negocios como una fusión 50/50.

La propuesta de FCA sigue las discusiones operativas iniciales entre las dos compañías para identificar los productos y las zonas geográficas en los que podrían colaborar, particularmente a medida que desarrollan y comercializan nuevas tecnologías. Las discusiones dejaron en claro que una colaboración más amplia a través de una fusión mejoraría sustancialmente la eficiencia de capital y la velocidad del desarrollo de los productos. El planteo se ve reforzado por la necesidad de tomar decisiones audaces para aprovechar las oportunidades creadas por la transformación de la industria automotriz en áreas como la conectividad, la electrificación y la conducción autónoma.

La fusión propuesta crearía un fabricante de automóviles global relevante en términos de ingresos, volúmenes, rentabilidad y tecnología, beneficiando a los respectivos accionistas y partes interesadas de las compañías. El negocio combinado vendería aproximadamente 8,7 millones de vehículos al año, sería un líder mundial en tecnologías de EV, marcas premium, SUV, camionetas y vehículos comerciales ligeros y tendría una presencia global más amplia y más equilibrada que cualquiera de las compañías en forma independiente.

Los beneficios de la transacción propuesta no se basan en el cierre de plantas, sino que se lograrían a través de una inversión más eficiente de capital en plataformas, arquitecturas, motores y tecnologías de vehículos globales comunes. FCA tiene una historia de combinación exitosa de OEM con culturas dispares para crear equipos de liderazgo sólidos y organizaciones dedicadas a un solo propósito. Por lo tanto, la Junta de FCA cree firmemente que esta combinación, que tendría la escala, la experiencia y los recursos para navegar por la industria automotriz que cambia rápidamente, crearía nuevas oportunidades para los empleados de ambas compañías y para otros stakeholders claves.

Según los términos de la propuesta, los accionistas de cada compañía recibirían una participación de capital equivalente en la compañía fusionada. La combinación se llevaría a cabo como una fusión bajo una empresa matriz holandesa. La Junta de la entidad combinada estaría inicialmente compuesta por 11 miembros, la mayoría de ellos independientes y con una representación igualitaria de cuatro miembros, tanto para FCA como para el Grupo Renault, así como un miembro por Nissan. Además, no habría transferencia de los derechos de doble voto existentes. Sin embargo, todos los accionistas tendrían la oportunidad de ganar derechos de voto de lealtad a partir de la finalización de la transacción bajo un programa de voto de lealtad. La empresa matriz cotizaría en la Bolsa Italiana (Milán), Euronext (París) y la Bolsa de Nueva York.

Los beneficios derivados de la combinación de los dos negocios serían compartidos, 50% para los actuales accionistas de FCA y 50% para los actuales accionistas del Grupo Renault. Antes de cerrar la transacción, para mitigar la disparidad en los valores en elmercado de renta variable (ver Apéndice), los accionistas de FCA también recibirían un dividendo de 2.500 millones de euros. Adicionalmente, antes del cierre, se realizará una distribución de las acciones de Comau entre los accionistas de FCA o un dividendo adicional de 250 millones de euros si no se produce la escisión de Comau.

La combinación de ambas compañías traerá fuerzas complementarias. La combinación crearía un portafolio de marcas que brindaría una cobertura completa del mercado con presencia en todos los segmentos clave, desde marcas de lujo / premium, como Maserati y Alfa Romeo, hasta las marcas de acceso fuertes como Dacia y Lada, e incluiría las conocidas marcas Fiat, Renault, Jeep y Ram, así como vehículos comerciales. Grupo Renault tiene una fuerte presencia en Europa, Rusia, África y Medio Oriente, mientras que FCA se encuentra en una posición única en los segmentos de alto margen en América del Norte y es un líder de mercado en América Latina. La capacidad evolutiva de FCA en la conducción autónoma, que incluye asociaciones con Waymo, BMW y Aptiv, se complementa con la experiencia del Grupo Renault en tecnología EV, donde es el EV OEM más vendido en Europa. Groupe Renault también tiene un negocio de financiamiento bien establecido y rentable (RCI Banque).

La combinación sería de gran valor incremental para los accionistas tanto de FCA como del Grupo Renault, entregando más de 5 mil millones de euros de sinergias anuales estimadas, por sobre las sinergias existentes de la Alianza. Estas sinergias surgirían principalmente de la convergencia de plataformas, la consolidación de la inversión en powertrain y electrificación y los beneficios de escala. Las estimaciones de FCA basadas en su experiencia, indican que aproximadamente el 90% de las sinergias provendrían de ahorros de compra (40%), eficiencias de I + D (30%) y eficiencias de fabricación y herramentales (20%). Incluido en estos ahorros estimados estaría el potencial de reducir el número combinado de plataformas de vehículos en aproximadamente un 20% y las familias de motores en aproximadamente un 30%. Se espera que la tasa de ejecución completa de las sinergias estimadas se logre para finales del año seis después del cierre, con aproximadamente el 80% logrado en el año cuatro. Teniendo en cuenta el impacto de los aproximadamente 3-4 mil millones de euros en costos de implementación, se estima que las sinergias serían neutrales en el flujo de efectivo neto en el primer año y positivas a partir del segundo año.

Geográficamente, sobre la base de las ventas globales de FCA y Groupe Renault en 2018, la compañía combinada sería la número cuatro en América del Norte, la número dos en EMEA y la número uno en América Latina y tendría los recursos necesarios para aumentar su presencia en la región de APAC.

Sobre la base agregada simple de los resultados de 2018, los ingresos anuales combinados de la compañía serían de casi 170 mil millones de euros con un beneficio operativo de más de 10 mil millones de euros y un beneficio neto de más de 8 mil millones de euros.

Si bien la propuesta se centra en una fusión de FCA y Grupo Renault, FCA espera trabajar con las compañías asociadas de la Alianza de Grupo Renault con la intención de crear valor adicional para todos los miembros de la Alianza. FCA reconoce el prestigio y los logros de los socios del Grupo Renault y proyecta beneficios significativos para todas las partes. La combinación de FCA y Grupo Renault junto con sus socios de Nissan y Mitsubishi sería la alianza global de OEM más grande, con más de 15 millones de vehículos al año. Se estima que las sinergias adicionales derivadas de la fusión de FCA y Grupo Renault, que se espera que se acumulen en Nissan y Mitsubishi como miembros de la Alianza, tendrán un incremento de € 1.000 millones anuales.
La propuesta genera la oportunidad de crear la tercera compañía automotriz global más importante con una marca y presencia geográfica amplia, complementaria y sólida, y fortalezas importantes en tecnologías de transformación. También confirma y aumenta el valor de la Alianza existente y su potencial para volverse aún más fuertes en el futuro.

Si bien no hay certeza de que esta propuesta resulte en una transacción, la Junta de FCA ha apoyado y aprobado firmemente la propuesta que ahora será revisada por la Junta de Directores del Grupo Renault. Los acuerdos definitivos para la combinación propuesta están sujetos a negociación, a la revisión final y a la aprobación de las juntas de FCA y Grupo Renault. La finalización de la fusión propuesta también estaría sujeta a las condiciones de cierre habituales, incluida la aprobación por parte de los accionistas de cada compañía, según corresponda, y el cumplimiento de las regulaciones anttimonopolio y de otros marcos legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *