Sebastián Vettel, el rey de Bahréin

Sebastian triunfa en el desierto y sigue de líder.

Sebastian Vettel obtuvo su segunda victoria consecutiva en el Gran Premio de Bahréin, con un manejo dominante desde las primeras dos vueltas y hasta la meta, en una carrera llena de acción. Mark Webber finalizó su competencia número 200 en séptimo lugar, después de perder el quinto sitio debido al desgaste de los neumáticos en las últimas vueltas.

Comenzando en segundo, Sebastian fue emboscado en la primera vuelta por el tercero en la tabla de posiciones, Fernando Alonso, quien pasó por el exterior. Vettel pronto recuperó la segunda posición.

El siguiente objetivo era el ganador de la pole position y líder de la carrera, Nico Rosberg. El par luchó durante la siguiente vuelta, pero de nuevo Sebastian se metió entre el conductor de Mercedes por el interior a la salida de la cuarta vuelta. De ahí en adelante, se trató de construir un distanciamiento y dirigir la carrera. Para el final de su segunda etapa, el campeón defensor había generado un colchón suficiente como para parar en la vuelta 25 y emerger como líder por un margen muy cómodo.

Kimi Raikkonen, de Lotus, trabajando en una estrategia de dos paradas, brevemente amenazó en el último tercio de la carrera, pero Vettel estuvo siempre en control y mantuvo una distancia en la etapa final para terminar 9.111 segundos sobre el finlandés. El compañero de equipo de Raikkonen, Romain Grosjean, terminó en tercero.

“Fue muy divertido al inicio con una carrera tan reñida, rueda con rueda”, dijo Sebastián después de la carrera. “Al inicio era importante colocarse al frente; vimos en la última vuelta que si te quedas atascado detrás de alguien, eso tiene impacto sobre los neumáticos y hoy fue importante hacer un mejor uso de las llantas que habíamos salvado de la calificación el día anterior”.

“Me encanta estar en clima tan despejado, así que me esforcé mucho por entrar al liderazgo y, con la velocidad que teníamos a media carrera, fue muy cómodo hoy”, continuó el campeón. “Muy bien hecho por todo el equipo, y especialmente a aquellos que han estado trabajando en la estrategia hoy; funcionó tal como lo esperábamos, así que obviamente obtuvimos buenos números”.

El Gran Premio número 200 de Mark fue definido por una batalla furiosa con Lewis Hamilton de Mercedes en las últimas 12 vueltas. Su primera fase iba de acuerdo al plan y en la vuelta 21 y primera parada, el australiano estaba en la segunda posición, detrás de Sebastian. Una segunda etapa más difícil lo hizo tener que pasar algunos autos más lentos y el esfuerzo comprometió su progreso. En la vuelta final escaló hasta la quinta posición y pronto se encontró presionado por Hamilton. Las últimas vueltas se convirtieron en una monumental batalla.

En la vuelta final, Mark eventualmente tuvo que ceder y sus neumáticos desaparecieron cuando pasó a Hamilton y a Sergio Pérez de McLaren.

“El inicio no estuvo mal, pero perdimos tiempo en la segunda etapa al tratar de pasar gente”, dijo Mark. “Fuimos agresivos en las primeras vueltas, lo que significó brincar gente, pero los neumáticos no lo aguantaron. Eso significó que la segunda etapa fue más adversa” continuó. “En medio de la carrera pensé que podía colocarme en el podio, pero después se trató de la gestión del ritmo y una línea muy fina entre competir en la carrera y salvar los neumáticos. Si corres fuerte, te quedarás sin llantas, pero si no lo haces, entonces se te adelantan. Al final fue una muy buena batalla con Lewis para los dos; ninguno tenía neumáticos al final, pero tratamos de correr lo mejor posible”, finalizó Mark Webber.

El director del equipo, Christian Horner, calificó la conducción de Sebastian como absolutamente impecable. “Sebastian ejecutó dos brillantes rebases, uno a Fernando y el otro a Nico Rosberg y después sólo dominó la carrera hasta el final, y manejó sus neumáticos brillantemente”, dijo el director.

“La estrategia funcionó perfectamente con los neumáticos que conservamos de la calificación, lo cual terminó en una dominante victoria en una estrategia de tres paradas”, continuó Horner. “Para Mark, después de correr muy bien en la primera etapa y tener progreso luego de la primer ronda de parada de pits, en la segunda fase empujó demasiado en las primeras vueltas, lo que lo elevó eficientemente a la segunda posición. Desafortunadamente no pudo alcanzar la longevidad en esa fase, lo que lo presionó para las últimas dos”. Horner dijo en referencia a Mark Webber “su última parada lo puso al alcance de aquellos con dos paradas, y fue entonces cuestión de llevarlo hasta el final. A pesar de haber peleado fantásticamente y duro con Lewis, se quedó sin neumáticos al final de la carrera, pero aún obtuvo puntos muy valiosos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *