Toyota RAV4

Toyota RAV4 llega a su cuarta generación.

El vehículo que dio origen al segmento de los SUV en el mundo, el Toyota RAV4, presenta en Colombia su cuarta generación que llega con nuevas mejoras tecnológicas, de diseño y espacio interior.

El énfasis en el diseño exterior de la cuarta generación del Toyota RAV4 se concentra en la persiana, donde se aprecian unas placas que se extienden a través de la rejilla hasta las luces delanteras para crear lo que Toyota ha llamado Keen Look o ‘mirada penetrante’, distintivo de la marca. Los faros delanteros se integran al parachoques, al capó y al guardafangos lateral. Las luces antiniebla están en la parte inferior de la parrilla y son de forma redonda. Atrás, y como detalle significativo, desaparece la rueda de repuesto en la compuerta, para ahora ubicarse bajo el vehículo. Con este cambio se gana en ajuste y seguridad.

Pero, más allá del diseño exterior, el RAV4 ganó más espacio en su habitáculo fabricado para cinco pasajeros adultos, cómodamente sentados y que lo hacen especial para viajes largos de vacaciones o de negocios, sin sacrificar su capacidad de carga.

Si bien es más corto que su antecesor, 50mm menos porque ya no trae la llanta de repuesto anclada a la quinta puerta, el interior se ganó ese espacio que ocupaba la llanta. Además, como esa quinta puerta es más angosta, el habitáculo ganó en sus dimensiones generales. El nuevo RAV4, igualmente, es más ancho en 10mm y eso se nota al ir sentado en la silla trasera, en donde el espacio para los ocupantes es más generoso que el de su antecesor. También es más alto, ganó 60mm, y personas de más de 1,90 metros van más cómodas, adelante o atrás.

La distancia entre ejes se mantiene en 2,660 metros y se mejoró su radio de giro en 5,3 metros entre andenes y 5,7 entre muros, lo que influye en su alta maniobrabilidad en ciudad y en curvas cerradas en carretera. Parquearlo en sitios angostos es sensacional.

Distoyota tendrá dos versiones: Imperial, que ya está en el mercado colombiano; y Life, de menor equipamiento, que completará la gama en los próximos meses. Ambas con tracción 4X4 inteligente o 4X2, con caja automática CVT que en modo Sport simula siete velocidades secuenciales, otra de seis y una mecánica de seis también.

Así como todo el conjunto del nuevo RAV4 ha evolucionado, de la misma manera la marca inventó dos nuevos motores: uno de 2,5 litros que ahora ofrece 178 caballos de potencia y un elevado torque de 233 Nm en la versión Imperial; y otro de 2,0 litros de 145 caballos y 187 Nm, los dos con distribución variable de válvulas en los tiempos de admisión y escape (VVT-i dual).

Además de esta tecnología ya conocida en otros modelos de Toyota en la red de Distoyota, estos nuevos propulsores cuentan con tecnología ACIS que varía el recorrido de la admisión, a través de una válvula con el fin de mejorar la eficiencia de combustible.

Hay tres tipos de transmisiones disponibles en esta nueva generación de RAV4: una mecánica y dos automáticas. La opción manual es de seis velocidades, antes era de cinco, y está disponible solo para el motor de 2,0 litros. Su diseño es completamente nuevo, se usaron nuevos materiales que la hacen más liviana y está fabricada para ofrecer mejor respuesta y economía de combustible. El motor más grande de 2,5 litros y 178 caballos puede estar acoplado a una transmisión automática secuencial. La versión 2.0 viene con automática CVT y mecánica de seis velocidades.

En cuanto a la transmisión CVT o variable continua, Toyota lanza una evolución notable de este tipo de caja en la industria automotriz. Disponible únicamente para el motor de 2,0 litros, esta caja tiene la novedad de ofrecer un modo Sport que simula siete velocidades secuenciales controladas por el conductor.

En tracción, presenta un sistema 4X4 inteligente, que es una novedad dentro del segmento, denominado Active Torque Control que toma las ventajas de una tracción delantera 4X2 y de una permanente full time. No es una tracción total full time, tampoco es part time, es decir, cuando el conductor decide engranar la doble tracción. Se trata de una tracción inteligente porque es el computador del auto el que selecciona, en función de la velocidad, de la dirección y del ángulo de la aceleración, en qué momento engrana la doble tracción sin intervención del conductor.

Por último los frenos son de disco ventilado adelante y disco sólido atrás. Las pastillas son grandes y fueron desarrollados para condiciones difíciles como las colombianas en donde hay diferentes superficies, incluso, en el pavimento. Las asistencias de frenado incluyen el ABS, la distribución de fuerza de frenado (EBD), airbags delanteros, control de estabilidad y otros como los sistemas de control de ascenso y de descenso que se agradece en nuestras condiciones de manejo. Y a ello se suma la carrocería con sistema GOA con detalles importantes en la soldadura y que mejora toda la estructura, al mismo tiempo que se redujo la torsión de la carrocería para mayor seguridad activa.

El precio de la Toyota RAV4 Imperial con caja manual es de $97 millones, mientras la versión automática es de $107 millones. Y como todos los modelos Toyota exclusivos de Distoyota, tienen mantenimiento preventivo gratis por 3 años o 100.000 kilómetros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *