Volkswagen Amarok

El Volkswagen Amarok automático en su única versión.

Desde comienzos del año, el Amarok doble cabina se encuentra disponible en su versión Highline con una innovadora transmisión automática de 8 velocidades con modo secuencial y sport“triptonica”.

El nuevo sistema de transmisión combina un alto grado de confort en el manejo con un excelente desempeño de off-road y con un consumo de combustible aún mejor que el correspondiente al Amarok mecánico. El consumo de combustible corresponde a 7.6 litros por cada 100 kilómetros y con unos niveles de emisión de CO2 que llega a 199 g/km.

El Amarok es el primer pick-up en su categoría que se encuentra con una transmisión automática de 8 velocidades. Los cambios de transmisión adicionales han hecho posible alcanzar una mayor velocidad en comparación con las cajas automáticas tradicionales, teniendo como beneficio una mejor respuesta. De esta manera obtiene bajos niveles de revoluciones entre cambio y cambio al mismo tiempo que es más eficiente en su consumo de combustible.

El octavo cambio ha sido configurado como una sobre marcha a baja velocidad del motor generando eficiencias en el consumo de combustible. El primer cambio ha sido configurado para el uso de off-road con capacidad de arrastre. Al igual que la versión mecánica, el Amarok de transmisión automática y tracción permanente en las cuatro ruedas es capaz de enfrentar cualquier tipo de terreno sin tener que hacer ninguna reducción de los cambios, automáticamente determina el modo que requiere.

A bajas revoluciones por minuto, el motor es prácticamente insonoro manteniéndolo en un nivel muy confortable para sus usuarios. Para poder aislar el tren de potencia de las vibraciones se potencializaron los convertidores del torque para reducir las vibraciones desde el motor.

Hoy en día con el nuevo sistema de la caja automática el consumo de combustible es menor que la versión de 163 caballos que se traía el año pasado convirtiéndolo en el más eficiente de su categoría. Únicamente 7.6 litros por 100 kilómetros equivalente a unas emisiones de CO2 de 199 g/km, son las figuras de consumo del primer pick-up automático de Volkswagen, convirtiéndolo en el vehículo más eficiente en consumo de su categoría.

La transmisión automática es combinada con la tracción en las cuatro ruedas 4Motion permanente de tipo Torcen y nuevas especificaciones de motor 2.0 Bi-turbo TDI de 180 hp con un torque máximo de 420 Nm que produce un excelente desempeño y una sensación única en manejo, incluso llevando carga pesada. El reparto del torque en condiciones normales es del 60 por ciento al eje trasero y del 40 por ciento al eje delantero; sin embargo el diferencial central puede variar esta proporción hasta 20/80 o 60/40 de acuerdo a la necesidad.

En combinación con la transmisión automática ha sido posible incrementar en un 12 por ciento la capacidad de arrastre a 3.2 toneladas sobrepasando a la competencia. El Amarok con transmisión automática puede superar pendientes de hasta 45 grados con su máxima capacidad de carga. La velocidad máxima alcanzada en la séptima marcha es de 179 kh/h. La aceleración de 80 a 120 km/h se alcanza en 8.5 segundos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *