Consejos de Michelin en tiempo de vacaciones

¿Cuánto tiempo dura una llanta?

¿Cuáles son los aspectos básicos?

No hay ninguna manera de decir exactamente cuánto tiempo dura una llanta. La vida útil y el
kilometraje de una llanta dependen de una combinación de factores: su diseño, los hábitos del
conductor, el clima, las condiciones del camino y el cuidado que se les dé a las llantas.

Algunos consejos y recomendaciones:

1. Ten cinco años en mente
Después de cinco o más años de uso, un profesional deberá inspeccionar tus llantas de forma completa al menos una vez al año.

2. Diez años es el lapso máximo

Si las llantas aún no se han reemplazado después de 10 años desde su fecha de fabricación, a
modo de precaución, Michelin recomienda reemplazarlas por llantas nuevas. Incluso si parecen
estar en estado utilizable y no se han gastado hasta el indicador de desgaste de la banda de
rodamiento. Esto aplica también para las llantas de refacción.

3. El cuidado adecuado prolonga la vida útil de una llanta

Si tienes mucho cuidado con la presión de aire, así como el desgaste de la banda de rodamiento,
la alineación y demás detalles, puedes alargar la vida útil de tus llantas.
Para el equipo original: sigue las recomendaciones de reemplazo de llantas del fabricante del
vehículo.

Cómo revisar la fecha de fabricación

Busca el número DOT (Departamento de Transporte, por sus siglas en inglés) en el costado.
¿Qué puede causar daños a las llantas?

Factores físicos:
• Antigüedad
• Desgaste y daños
Condiciones del camino:
• Baches, obstáculos, bordes, objetos punzantes, reductores de velocidad.

Clima:
• Temperaturas extremas
• Lluvia, nieve y hielo
• Aceite, grasa y otros productos químicos
• Luz solar intensa y ozono

Hábitos de conducción:
• Conducir a exceso de velocidad
• Arranques rápidos y uso del freno de mano.
• Conducir por caminos deteriorados
• No percibir cambios en la maniobrabilidad, ruidos o vibraciones
• No consultar a un profesional cuando se presenten cambios

Uso inadecuado:
• Usar llantas de verano en nieve y hielo
• Mezclar tipos de llantas
• Usar tamaños de rueda y rin que no son compatibles
• Colocar llantas que no tienen capacidad para velocidad e índice de carga al menos
iguales a o más altos que aquellos que el fabricante del vehículo especifica
originalmente
• Volver a inflar una llanta que se ha ponchado o que se ha desinflado demasiado.
• Usar una llanta de refacción de un tamaño diferente a velocidades que excedan 50 mph
(80 kph)

¿Debo cambiar mi llanta ahora?

Recomendamos reemplazar tu llanta sí:

• La banda de rodamiento está desgastada más allá de los niveles de profundidad de la
banda de rodamiento recomendados
• El costado tiene daños
• Cualquier orificio en la banda de rodamiento es mayor de 6 mm de diámetro
• La cuenta está dañada o deformada (la cuenta es el borde de la llanta que se asienta
sobre la rueda)

Inspecciona tus llantas en forma regular y verifica lo siguiente:

• Desgaste irregular de la banda de rodamiento
• Banda de rodamiento poco profunda
• Obstáculos (piedras, clavos, entre otros)
• Áreas dañadas
• Tapones de válvula deteriorados

2. Presta atención a la “sensación” que te transmiten tus llantas cuando manejas.
• Un recorrido irregular puede indicar que tus llantas tienen daños o desgaste en exceso.
• Si notas vibraciones u otras alteraciones mientras manejas, reduce de inmediato la
velocidad, maneja con precaución hasta que puedas salir del camino en forma segura
y detente e inspecciona tus llantas.
• Si una de tus llantas tiene daños, desínflala y reemplázala por tu llanta de refacción. Si
no ves ningún daño en tus llantas y no puedes identificar el origen de la vibración, lleva
el vehículo a un distribuidor de llantas para que le hagan una inspección completa.

¿Cómo inspecciono mis llantas?

1. Revisa la presión del aire
• Es rápido y puede evitar muchos problemas
• Hazlo una vez por mes

2. Revisa el desgaste de la banda de rodamiento con uno de dos métodos:
• Con un medidor de profundidad de banda de rodamiento
• Con los indicadores de desgaste de la banda de rodamiento
3. Inspecciona tus llantas para evitar problemas de daños
• Revisa el costado de tus llantas para ver si tienen perforaciones o protuberancias, y la
banda de rodamiento para ver si las llantas se están desgastando de manera uniforme
• Debes ser sensible ante cualquier cambio al maniobrar o usar el volante

Tu seguridad, ante todo: revisa las llantas

Las llantas en mal estado pueden echar a perder el rendimiento de tu vehículo e incluso poner
en riesgo tu seguridad y la de los demás… Te recomendamos que cada semana revises lo
siguiente:

• el estado de las llantas
• la profundidad de los surcos
• daños causados por impactos o cualquier señal extraña de desgaste y la presión de las
llantas dos veces al mes.
Si tienes dudas, consulta siempre a un experto.