¿Qué silla infantil de vehículo es la adecuada para sus hijos?

Usar el asiento apropiado para niños dentro de un vehículo, es una de las cosas fundamentales que se debe tener en cuenta cuando se programa con ellos un viaje dentro o fuera de la ciudad. De la correcta elección, instalación y uso de la misma, además del peso, el tamaño y edad del menor, se brinda una mayor protección en cada recorrido.

Sin embargo, a la pregunta de si deben viajar mirando hacia adelante o hacia atrás en la parte trasera del auto, la respuesta es que se puede hacer de ambas maneras. Para marcas como Volvo Cars, la seguridad es esencial dentro de toda estrategia de diseño e innovación que, conectada con tecnología de punta, tiene el propósito de proteger la vida de cada uno de los pasajeros.

Décadas escribiendo la historia

En 1964, la marca sueca probó el primer prototipo de asiento infantil en ensayos de colisión a bordo de un Volvo PV444. Tres años más tarde, el accesorio de seguridad para niños estaba destinado para menores entre 1 y 7 años y vendido para los modelos Amazon y 144. Finalmente, en 1972 la compañía lanza al mercado la primera silla infantil orientada hacia atrás, con el objetivo de distribuir las fuerzas en una colisión.

Inspirados en los asientos de los astronautas, la silla infantil se convirtió en primicia mundial, así como el primer cojín elevador creado en 1978, orientado hacia adelante para una protección óptima y establecer un nuevo estándar global para la seguridad de los más pequeños.

“Durante décadas, Volvo ha trabajado con denuedo para construir un legado de innovaciones en seguridad infantil. Nuestro enfoque único incluye la creación y realización de pruebas basadas en situaciones de tráfico de la vida real, lo que nos permite comprender cuidadosamente cómo reacciona cada asiento infantil en un entorno real.”, explica Nicolás Olarte, gerente de postventa de Volvo Cars Colombia.

Desde el 2016 la gama de asientos infantiles de Volvo Cars, desarrollados en colaboración con Britax, están elaborados con un tejido exclusivo de 80% lana natural transpirable que ofrece mayor comodidad. La silla infantil Excellence, por ejemplo, permite girar el asiento 90 grados hacia la puerta, lo que facilita sentar y abrochar el cinturón de seguridad del menor.