¿Cómo se está transformando la industria automotriz para un futuro sin emisiones? 

La movilidad global está en un proceso de transición hacia alternativas sostenibles, incluyendo vehículos autónomos, compartidos, alimentados por baterías y biocombustibles. Este cambio se hará de manera paulatina y depende de variables como la infraestructura y las adaptaciones de consumo.

Se estima que el sector del transporte es responsable del 14% de las emisiones globales, con el 64% proveniente del transporte por carretera, siendo una de las tres industrias a nivel mundial que más han avanzado en la reducción de emisiones al usar combustibles de menor emisión y ampliar las fuente renovables en su línea de producción, según el programa de medio ambiente para la ONU en su informe sobre la brecha de emisiones 2023.

Sobre el tema Julio Calderón, gerente de relaciones con el gobierno en Automotores Toyota Colombia menciona que “buscar el equilibrio entre las necesidades actuales y las de las generaciones futuras es sostenibilidad, es una idea en la que venimos trabajando y nos comprometemos a mantener como objetivo. Actualmente, Colombia es líder regional en la electrificación y la transformación hacia la sostenibilidad desde el sector y seguiremos siéndolo con políticas claras y un ecosistema robusto de beneficios a las nuevas tecnologías”.

El objetivo de alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes del transporte terrestre para 2050 depende de un esfuerzo conjunto. La descarbonización representa la transición hacia una matriz energética más limpia y sustentable. Actualmente, se han desarrollado tecnologías que contribuyen al proceso, como los vehículos completamente híbridos y tecnología eléctrica. En América Latina, especialmente en el caso de Colombia, se están realizando pruebas con combustibles sintéticos a hidrogeno para motores más eficientes, y con otras alternativas como el bioetanol que es un compuesto a base de caña de azúcar e hidrógeno verde.

Automotores Toyota Colombia, en conjunto con Asocaña, realizaron el recorrido Corolla Cross Híbrido Flex Fuel que se convirtió en el primer automotor en el país que combina el uso de bioetanol de caña de azúcar 100 % colombiana con energía eléctrica y un motor a combustión, una alternativa de movilidad sostenible que genera una huella de carbono significativamente menor a los vehículos movidos por gasolina, a la par que reduce otros elementos contaminantes a la atmósfera. “Logramos un recorrido de 10.000 kilómetros, superando una serie de pruebas con mezclas de 20% y 100% de etanol, que evidenciaron que las emisiones de hidrocarburos no quemados (HC) son prácticamente nulas” mencionó Julio Calderón.

En los motores de combustión, los biocombustibles siguen siendo una opción ecoeficiente comparada con los combustibles fósiles. Estos se producen a partir de fuentes renovables, como la caña de azúcar para el etanol, y aceites vegetales y materiales de desecho para el biodiésel. “Los biocombustibles también reducen la contaminación, son una fuente de desarrollo y promueven la reducción de las desigualdades regionales porque generan trabajo e ingresos en las regiones productoras” comentó un vocero de BASF. El uso de aditivos para combustible también contribuye a reducir las emisiones y mejorar la eficiencia.

La actualización de la industria automotriz impulsa la innovación en soluciones para los vehículos del futuro. Por ejemplo, nuevos refrigerantes específicos para vehículos eléctricos de pila de combustible y batería mantienen una baja conductividad eléctrica constante, protegiendo contra la corrosión y garantizando la seguridad eléctrica.

En este camino hacia la sustentabilidad, los plásticos juegan un papel crucial al reducir significativamente el peso de los vehículos y, en consecuencia, el consumo de combustible. El último estudio de PICPlast reveló que en 2022 la industria del automóvil consumió alrededor de un 40% más de resinas plásticas recicladas postconsumo que el año anterior. “El potencial de crecimiento de la economía circular en esta industria es enorme. Incluso es posible reciclar piezas con contaminantes, como parachoques y baterías, sin perder calidad”, menciona BASF.

 

Botón volver arriba

contenido con copyright revistaautosmas.com

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios