“¿Qué tan importante es el servicio de posventa en los carros?”: Opel

La sensación de comprar un auto nuevo es para la gran mayoría, uno de los momentos más emocionantes. Abrir sus puertas y disfrutar del olor a nuevo, sentir los asientos impecables, sentarse y encender por primera vez el vehículo, es algo que queda para siempre en la mente del usuario. Sin embargo, el primer contacto con la marca después de la compra, ya sea por alguna duda sobre el vehículo, garantía o el primer mantenimiento, que hacen parte del servicio posventa, puede llegar a ser proporcional a la experiencia de encender por primera vez el carro.

Un estudio de PwC, señala que 73% de los consumidores consideran la experiencia del cliente y el servicio “posventa como un factor clave para la toma de decisiones; además, la misma encuesta resalta que el 32% de consumidores abandonaría una marca tras una sola mala experiencia, cifras que demuestran la importancia que tiene en la actualidad el servicio post venta.

Para Opel, la marca alemana, el servicio de posventa no se limita únicamente a reparaciones o mantenimientos programados; representa un compromiso continuo de la marca del rayo con la seguridad, el rendimiento y la tranquilidad de sus clientes. “Entendemos que la experiencia del cliente va más allá de la compra inicial. Nuestro compromiso con un servicio de posventa excepcional no solo garantiza la confiabilidad de nuestros vehículos, sino que también fortalece la relación de confianza con nuestros clientes a largo plazo”, afirma Mario Correa, Director de marca.

El servicio de posventa abarca una amplia gama de actividades y servicios que garantizan que los automóviles sigan funcionando de manera óptima después de la compra inicial. Estos incluyen mantenimiento regular, reparaciones, asistencia en carretera, suministro de repuestos genuinos y actualizaciones tecnológicas. Cada uno de estos aspectos no solo prolonga la vida útil del vehículo, sino que también asegura que el cliente pueda disfrutar de un rendimiento consistente y seguro a lo largo del tiempo.

Además de mantener la funcionalidad del vehículo, el servicio de posventa desempeña un papel crucial en la seguridad del conductor y los pasajeros. Los procedimientos de mantenimiento regulares y las inspecciones periódicas ayudan a identificar y abordar posibles problemas antes de que se conviertan en situaciones más graves. Esto no solo mejora la confianza del conductor en su automóvil, sino que también contribuye a la fidelidad del usuario con la marca.

Como ejemplo de un buen servicio posventa , Opel cuenta con una red de concesionarios capacitados y certificados, que no solo ofrece servicios de mantenimiento programado, sino que también establece estándares en atención al cliente, asegurando que cada cliente experimente un nivel incomparable de atención y cuidado con los modelos que tiene en Colombia, donde se destaca el Opel Rocks-e de última generación que no solo promete innovación y eficiencia en la carretera, también es el modelo ideal para mitigar la crisis ambiental, al ser eléctrico no genera emisiones de CO2, todo esto, sumado a que se puede usar todos los días sin importar el pico y placa, como una excelente opción de movilidad en las principales ciudades del país.

En conclusión, el servicio de posventa no es simplemente un complemento a la venta de un automóvil, sino una parte integral de la experiencia del cliente y la reputación de la marca. Es un compromiso continuo que garantiza que los clientes puedan disfrutar de sus vehículos de manera segura, confiable y eficiente durante toda su vida útil.

Botón volver arriba

contenido con copyright revistaautosmas.com

Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios