BMW Motorrad y Metzeler suben al volcán activo más alto del mundo con una BMW R 1300 GS

Apenas dos meses y medio después de su estreno mundial, la nueva BMW R 1300 GS ya demostró su extraordinaria capacidad todoterreno en Sudamérica. Durante el 6 y 7 de diciembre, partiendo del nivel del mar, una flota de cuatro BMW R 1300 GS logró alcanzar una altitud de más de 6.000 metros en el Nevado Ojos del Salado, el volcán activo más alto del mundo (6.893 metros). Siguiendo el desafiante ascenso a la ladera norte del volcán, la expedición llegó a los 6.006 metros en solo 19 horas y 22 minutos y posteriormente logró alcanzar una altura máxima de 6.027 metros.

Las cuatro unidades partieron el 6 de diciembre a las 15 horas de Bahía Inglesa, una ciudad cercana al puerto de Caldera, en la región chilena de Atacama. De esta manera, el equipo se embarcó rumbo al Circuito de los Seis Miles: la cadena de volcanes activos más alta del mundo, a la que pertenece el Nevado Ojos del Salado.

La llegada al destino fue el 7 de diciembre a las 10:22 horas (hora local), cuando las cuatro motos equipadas con neumáticos Metzeler Karoo 4 llegaron hasta las zonas más altas de las laderas del volcán, en la frontera entre Argentina y Chile. El equipo estuvo integrado por Christof Lischka, Director de desarrollo de BMW Motorrad, Salvatore Pennisi, Director técnico y de pruebas de Metzeler, Michele Pradelli, Campeón italiano de enduro extremo y parte del equipo de pruebas de la revista italiana InMoto, y Karsten Schwers, probador y periodista de la revista alemana MOTORRAD.

Otra de las características únicas de esta expedición fue la decisión de llevarla a cabo con motos y neumáticos estándar, de 19″ pulgadas en el frente y 17″ en la rueda trasera. “Con esta travesía extrema más allá de los 6.000 metros, la BMW R 1300 GS ha demostrado lo que puede hacer y para qué está hecha. Incluso sin modificaciones y con neumáticos todoterreno, permite hacer off-road además de ofrecer manejo deportivo en rutas y viajes largos”, destacó al respecto Christof Lischka.

La nueva BMW R 1300 GS está equipada de fábrica con neumáticos Metzeler Tourance Next 2. Los neumáticos Metzeler Karoo 4 son ofrecidos como opcional para hacer off-road y fueron los seleccionados para la expedición, que permiten mejorar todavía más las capacidades fuera del asfalto de la moto, aunque también funcionan a la perfección en ruta.

La subida al Nevado Ojos del Salado es un desafío extremo tanto para el hombre como para la máquina. Requiere un esfuerzo físico y mental considerable, ya que la subida se completa en unas 24 horas y alcanza sectores inhóspitos para los humanos, con temperaturas muy bajas (alrededor de -10 °C durante el día y -20 °C por la noche) con bajos niveles de oxígeno.

Por lo tanto, un largo tiempo de preparación y la aclimatación previa a la región son esenciales. En los días previos a la expedición, se instalaron varios campamentos a diferentes altitudes y se llevó a cabo una simulación en el monte Etna, en Sicilia, Italia: el volcán activo más alto de Europa.

Por otro lado, a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar, el aire frío y la baja presión imponen condiciones especialmente exigentes para la unidad electrónica de control del motor, que regula la mezcla aire-combustible del motor Boxer, pero también para todos los demás componentes de la nueva R 1300 GS. Por ejemplo, el chasis y las ruedas también fueron puestas a prueba por la variedad del terreno, con senderos pedregosas, caminos sin asfaltar, zonas arenosas e incluso zonas con hielo y nieve.

“Estoy encantado de haber podido afrontar este desafío con la nueva R 1300 GS. En este tipo de viajes de aventura, la nueva GS ya ha demostrado su potencial todoterreno y ha comprobado lo que es capaz de hacer en situaciones extremas», concluyó Christof Lischka.

 

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios